viernes, 20 de enero de 2017

Manifestantes queman una bandera de EEUU frente a la embajada estadounidense en Filipinas

 
Las protestas pretenden que el Gobierno filipino cumpla su promesa de continuar una política exterior independiente y se mantenga alejado del presidente electo de EEUU, Donald Trump.
 
Este viernes en Manila más de 200 personas se han concentrado en el entorno de la Embajada de EE.UU. –llegando a quemar una bandera estadunidense– fundamentalmente en protesta contra los planes del presidente, Rodrigo Duterte, de mantener una estrecha relación con el presidente electo de EE.UU., Donald Trump, y a pocas horas de la toma de posesión de este.
 
Según informa el diario 'The Philippine Star', la manifestación ha sido organizada por activistas de izquierda y ciudadanos de confesión musulmana que buscan que el mandatario filipino cumpla su promesa de continuar una política exterior independiente y piden que se mantenga alejado del nuevo presidente estadounidense. La acciones han transcurrido de manera pacífica y las autoridades han impedido que los activistas se acercaran a la puerta principal de la Embajada de EE.UU.
 
Los manifestantes, que buscan además que se ponga fin a la presencia de tropas de EE.UU. en territorio filipino, han calificado de "alarmante" la llegada a la Casa Blanca del republicano debido a sus comentarios xenófobos contra los inmigrantes y musulmanes. "El imperialismo de Obama está recubierto de azúcar, pero Trump ha demostrado la cara del imperialismo", ha expresado Renato Reyes, uno de los líderes de la protesta.

 
En noviembre el año 2016, Duterte afirmó que el Ejército de EE.UU. dejará Filipinas solo cuando acabe su mandato, en 2022, y que no reemplazará estas tropas por las de otros países. Asimismo, felicitó a Trump por la victoria en las elecciones presidenciales y expresó su deseo de trabajar con la nueva administración estadounidense.
 
-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario