jueves, 26 de enero de 2017

Órdenes a los soldados israelíes: 'Mátalos, es juego limpio'

Una captura de pantalla de un video muestra a soldados israelíes arrastrando a un adolescente palestino que fue baleado durante enfrentamientos en Cisjordania. Captura de pantalla

Contra los palestinos y los árabes es juego limpio. Juego limpio en los territorios ocupados y juego limpio en Israel. Juego limpio porque su sangre es barata. Es barato en Umm al-Hiran y barata en el puesto de control de Tul Karm. Es barata en los sitios de construcción y barata en las barreras de control.
 
Cuando las personas asesinadas son árabes a nadie le importa. Cuando un soldado israelí muere en un accidente es una noticia de primera plana. Pero cuando un palestino es asesinado mientras apenas despierta en su casa a nadie le importa.
 
Ninguna de las personas asesinadas en los últimos días habría sido asesinada a tiros si no fuera palestino o beduino. Es dudoso que alguno de ellos mereciera morir. ¿Fue esta matanza al por mayor diseñada para desviar la atención de otra historia, como ha sucedido en Israel antes y es habitual en regímenes oscuros? Es difícil de decir. Pero es fácil decir con certeza: es juego limpio.
 
El jueves fueron justos en el Negev. He aquí el sionismo 2017 destruyendo una comunidad de refugiados beduinos para construir una comunidad judía en su lugar. Esa es la violencia básica sionista; nacionalista y racista. Compara el caso con el puesto avanzado de Amona y tienes evidencia perfecta del apartheid: negociaciones y compensación para los judíos, brutalidad para los árabes.
 
En ningún desalojo de judíos la policía habría disparado de esa manera. En Umm al-Hiran está permitido. También se le permite herir al líder de la Lista Conjunta Ayman Odeh porque la policía ha sido entrenada para pensar que los miembros árabes de la Knesset son traidores. Eso es lo que escucharon de su ministro de seguridad pública, Gilad Erdan.
 
Yakub Abu al-Kiyan, un maestro, fue asesinado a tiros en su coche presuntamente por querer embestirles a propósito. Inmediatamente las autoridades difunden sus mentiras sobre el muerto. Dijeron que estaba vinculado con Estado Islámico y que tenía cuatro esposas. (El diputado Ahmad Tibi dice que la única esposa de Abu al-Kiyan tiene un doctorado mientras que su hermano es un inspector en el ministerio de Educación).
 
Después de eso, ¿cómo alguien puede creer a la policía, que apresuradamente afirmó que deliberadamente les quiso embestir? Al menos un testigo, Kobi Snitz, dijo en un sitio web que había visto lo contrario. Primero la policía regó el coche de Abu al-Kiyan con balas, luego perdió el control. Un video publicado el miércoles también suscita fuertes sospechas sobre lo que sucedió. Tienes la impresión de que la balacera precedió a la embestida.
 
Pero la semana anterior muchos otros acontecimientos precedieron en Umm al-Hiran. En el campo de refugiados de Fara los soldados mataron a un hombre que acababa de despertar. 11 balas a quemarropa frente a su madre. Los soldados dicen que trató de atacarlos. Mohammed al-Salahi era un hijo único que vivía con su madre en una habitación individual.
 
En la ciudad palestina de Tuqu la policía de fronteras disparó a un joven de 17 años, Qusai al-Amour, que había tirado piedras, venganza evidente. Luego arrastraron al joven moribundo por el suelo como un saco de patatas. Su cabeza fue golpeada en las rocas mientras lo arrastraban y las cámaras filmaban.
 
Al día siguiente las cámaras también documentaron el asesinato de Nadal Mahadawi, de 44 años, en el puesto de control de Tulkarem. La vista era horrible. Se lo ve permanecer en silencio mientras los soldados le disparan sin motivo aparente. Cuando trata de huir, en lo que parece ser una carrera por su vida, lo matan.
 
Pero no hay problema, el "terrorista" fue asesinado. Así es como los medios lo retrataron. Arrastrar al joven herido en Tuqu y la ejecución en el puesto de control debería sorprender a cualquiera. Sobre todo debe sorprender a todos los israelíes, porque los autores son sus hijos, sus soldados y su policía. Pero las víctimas eran palestinos.
 
Una línea recta pasa por Umm al-Hiran, Tuqu, Fara y Tul Karm, la línea de deshumanización que guía a los soldados y la policía. Comienza con las campañas de incitación y termina con gatillo fácil.
 
Las raíces son profundas; se debe tomar conciencia de ellas. Para la mayoría de los israelíes todos los árabes son iguales y no son seres humanos como nosotros. No son como nosotros. No aman a sus hijos ni sus vidas de la manera que lo hacemos. Nacieron para matar. No hay problema en matarlos. Son todos enemigos, sujetos sospechosos, terroristas, asesinos, sus vidas y muertes son baratas.
 
Así que mátalos porque nada malo te pasará. Mátalos porque es la única manera de tratarlos.
 
 
Fuente: Gideon Levy, Haaretz / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)
 
 
------------

1 comentario:

  1. AnonimoTrotskista27 de enero de 2017, 1:17

    Se se vê numa tv israelita normal, um alarve a dizer pérolas como “vamos destruir a Mesquita de Al-Aqsa e reconstruir no seu lugar o Templo de Salomão”, ou “vamos proibir o chamado à oração dos muezins em Israel”, ou “vamos invadir a Síria, Iraque, Jordânia, Egipto, Líbano, terras bíblicas que fazem parte da Terra Prometida e expulsar os nativos e colonizá-la com judeus, fazendo um Grande Israel”, surpreende que se veja estas barbaridades? O que é pior é a forma com estas barbaridades são ditas, com o ar mais normal do mundo, e o silêncio total dos mass merdia. Tal só se explica à luz de que o sionismo perdeu todo o sentido da realidade e crê-se munido de uma impunidade total. Tal advém do domínio total dos mass merdia, que têm sempre pronto a habitual acusação de anti-semitismo e quem exponha as barbáries de Israel.

    ResponderEliminar