domingo, 19 de febrero de 2017

Integrante de Daesh: Violé a 200 mujeres y maté a 500 en Irak

Amar Husein, integrante del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), que violó a 200 mujeres y mató a unas 500 personas. Foto tomada el 15 de febrero de 2017.

 Un miembro del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) afirma que la violación de mujeres y los asesinatos son algo ‘normal’ dentro de esta banda takfirí.


“Los hombres jóvenes lo necesitan. Es algo normal”, dijo Amar Husein, integrante de Daesh, durante una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters, publicada el viernes, sobre los abusos sexuales cometidos por miembros del EIIL.

Husein, capturado en octubre de 2016 por las fuerzas kurdas (los Peshmerga) en la ciudad norteña de Kirkuk, dice que violó a más de 200 mujeres de las minorías étnicas presentes en Irak, en su mayoría kurdas izadíes.

Husein, de 21 años, afirmó que los comandantes locales del EIIL dieron luz verde a sus seguidores para violar a cualquier mujer que deseasen, añadiendo que él mismo iba casa por casa, en varias ciudades iraquíes, violando a mujeres, mientras su banda iba ganando territorios en Irak.

Testigos y funcionarios iraquíes aseguran que los miembros de Daesh violaron a muchas mujeres izadíes después de que el grupo se infiltrara en el norte de Irak en 2014. También secuestraron a muchas mujeres de esta minoría para emplearlas como esclavas sexuales, además de asesinar a algunos de sus parientes varones.

En cuanto a las matanzas perpetradas por los terroristas del EIIL, Husein reconoció que mató a alrededor de 500 personas desde que se uniera a la banda terrorista takfirí en 2013: “Disparamos a quien necesitábamos disparar y decapitábamos a quien necesitábamos decapitar”.

De igual modo, explicó cómo los comandantes locales de Daesh les entrenaron para matar a la gente, admitiendo que, al principio, le resultó difícil matar a una persona, pero que, luego, con el paso de los días y muchas “prácticas”, le llegó a resultar fácil, hasta el punto de que se convirtió en un asesino muy eficiente que nunca dudaba a la hora de matar, declaró.

Después de llevar a sus víctimas al desierto, “las sentaba, les vendaba los ojos y les disparaba una bala en la cabeza”, reconoció Husein, quien mostró pocos remordimientos agregando que esto “era normal”.

Tanto en Siria como en Irak, la mencionada banda terrorista takfirí está cometiendo todo tipo de crímenes, desde enseñar a menores a fabricar bombas hasta ejecuciones más allá de toda imaginación humana, muchas de ellas fueron grabadas y mostradas en línea a todo el mundo.

zss/anz/hnb/msf/HispanTv

----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario