martes, 7 de febrero de 2017

Manifestacion organizada por el Frente de La Lucha del Pueblo (FPR) e ILPS-Indonesia contra la politica anti inmigrante, anti-musulmana y la deportacion de los refugiados de Donald Trumps.

 
Frente a la Embajada de los EEUU en Jakarta


 
 
En Bunderan HI, Jakarta





EL FPR e ILPS-Indonesia condenan enérgicamente la política de deportación y el muro discriminatorio de Donald Trump.

3 de febrero de 2017

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha emitido una orden ejecutiva prohibiendo a los ciudadanos de siete países predominantemente musulmanes , a saber: Iraq, Siria, Irán, Libia, Somalía, Sudán y Yemen, entrar y visitar los Estados Unidos por 90 días y suspender la admisión de refugiados. La decisión fue claramente perjudicial y prolonga el sufrimiento de la gente especialmente de esos países acusados de ser patrocinadores del terrorismo.

Anteriormente, el 25 de enero de 2017, Trump había emitido un decreto relacionado con la construcción del muro de 2.000 millas de longitud y 12 metros de altura , a un costo de más de 8 mil millones de dólares o sea 106 billones de rupias con el objetivo de impedir la entrada de inmigrantes ilegales y el contrabando de drogas. El proyecto de la construcción del muro de la frontera entre Estados Unidos y México es una continuación de la aplicación de la Ley de Seguridad Fronteriza de 2006, apoyada por Obama y Hillary Clinton, cuando eran senadores. Durante el gobierno de Obama se ha deportado a 2 millones de residentes latinos que habían cruzado la frontera. Fue la deportación más grande en la historia de los Estados Unidos. Trump quiere continuar la deportación con mayor intensidad y amenaza a las personas que ofrecen protección a los trabajadores indocumentados y refugiados.

La política de inmigración de Trump criminaliza a los refugiados, los inmigrantes, y los musulmanes, utilizándolos como chivo expiatorio y convirtiéndolos en causantes del terrorismo, de la delincuencia y del tráfico de drogas en los Estados Unidos. De hecho, son los EE.UU el principal causante que genera la crisis, la pobreza, el desempleo y los refugiados. Los refugiados y los inmigrantes fueron y son víctimas de la agresión y del saqueo de los imperialistas encabezadas por Estados Unidos, de la desestabilización, y de la política económica neoliberal bajo el gobierno de los EE.UU., tanto de los demócratas como de los republicanos. Es la raíz de la crisis mundial de los refugiados y la migración forzada.

La Administración de Trump es apoyada por los empresarios del monopolio mundial petrolero , que habían ganado enormes beneficios a raíz de la invasión de la Administración anterior de George W. Bush. Utilizaron la islamofobia para provocar una crisis que justificaba una guerra tras otra y apuntaron a Irán como el próximo objetivo. En realidad Trump continua con la histeria anti-islámica y la Guerra contra el Terrorismo incitadas durante la Administración de George W. Bush desde el ataque del 11 de septiembre de 2001 (9/11), para lanzar una guerra de agresión con el fin de saquear los recursos naturales. Los siete países cuyos ciudadanos tienen prohibido entrar y visitar los Estados Unidos han sido bombardeados, vandalizados y destruidos por tener grandes reservas de petróleo y recursos naturales codiciados por los EEUU.

De hecho, Donald Trump fue elegido Presidente de los Estados Unidos en medio de una campaña contra los inmigrantes, los refugiados, y los pobres, la intensificación del racismo, de la xenofobia, del neofascismo, de la misoginia y sembrando el miedo. Donald Trump junto con un puñado de la élite y gigante corporativo están tratando de desviar la ira popular en los EE.UU. de los verdaderos culpables hacia los musulmanes y los inmigrantes. Es una manera de crear múltiples beneficios para las élites y corporaciones a costo de la clase obrera y el pueblo explotados y oprimidos de todo el mundo.

Incluso en Indonesia, según lo informado por los medios online, Donald Trump tiene un plan de construir el Trump International Hotel y la Torre Bali que ofrecerán vistas del océano Índico y del templo de Tanah Lot. .El proyecto cementa lazos entre la familia de Trump y el fundador del Grupo MNC, Hary Tanoesoedibjo. Obviamente, la inversión corporativa de Donald Trump estará proyectada en las tierras de la comunidad despojadas por los grandes terratenientes. Su política acelerará sin duda la expropiación de tierras en Indonesia y otros países semi-coloniales como salvación de la crisis del sistema del capitalismo monopolista.

A raíz de estas circunstancias, el Frente de La Lucha del Pueblo (FPR), que consiste en las organizaciones de masas democrática anti-imperialistas que también son miembros de la Liga Internacional de la Lucha los Pueblos (ILPS)-Indonesia, expresamos lo siguiente:

Condenamos las políticas anti-inmigrante, anti-extranjero y anti-musulmán del gobierno estadounidense imperialista de Donald Trump y exigimos:

1. Libertad para los ciudadanos de los siete países que permanecen aún detenidos por las autoridades de inmigración de Estados Unidos ; concederles permiso para poder visitar, estudiar y trabajar , respetar el derecho a vivir y ser protegido de los refugiados.

2. Revocar de inmediato el Decreto Ejecutivo de Donald Trump emitido el 25 de enero de 2017 por ser discriminatorio , anti-inmigrante y anti-musulmán. Revocar inmediatamente el proyecto de seguir con la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México. Detener todas las formas de criminalización de los refugiados y los inmigrantes del gobierno de Estados Unidos.

3. Rechazar cualquier forma de intervención y guerra de agresión imperialista contra los países que defienden la soberanía de su nación usando como pretexto el terrorismo y guerra contra el terrorismo, incitando la histeria contra los musulmanes, para saquear y expropiar su riqueza natural y controlar el país política, económica, cultural y militarmente.

4. Exigir al gobierno de Jokowi que de protección a los ciudadanos indonesios que viven en los EE.UU amenazados por las políticas discriminatorias anti-musulmanas y extranjeros que están creciendo en los EE.UU. desde que Donald Trump asumió el poder. El gobierno de Jokowi debe ser responsable de brindar protección a los ciudadanos, así como a los trabajadores inmigrantes indonesios en los EE.UU y otros países. La mayoría de ellos trabajan como trabajadores inmigrantes para mejorar su vida ya que la crisis crónica es cada vez peor en Indonesia y no ofrece ninguna posibilidad de subsistencia.

El FPR hace un llamamiento a todo el pueblo de Indonesia de diversos grupos étnicos, razas y religiones y a todos los trabajadores explotados y oprimidos, campesinos, semi-proletariado, intelectuales, profesionales y otros para:

1. Unirse y brindar solidaridad a nuestros hermanos inmigrantes musulmanes, victimas de las políticas abominables imperialistas del gobierno de Donald Trump .

2. Luchar contra todos los esquemas y las políticas imperiales estadounidenses que quieren socavar la soberanía de la nación a través de la intervención, las guerras de agresión, y la política del neoliberalismo. Oponerse a todas las políticas del gobierno de Jokowi-JK que implementan el esquema neoliberal de los EE.UU. al tratar de dominar y saquear la nación y la patria.

CP: Rudi HB. Daman (Coordinador FPR)

+6281213172878

----------

1 comentario:

  1. A CIA pagou milhões de euros anuais à Itália, durante anos, para evitar que os comunistas ganhassem o poder!!!

    Retirado de: https://sputniknews.com/europe/201702071050445373-cia-provide-italy-aid-communist-takeover/

    ResponderEliminar