martes, 21 de marzo de 2017

India: Condenan a cadena perpetua a 13 trabajadores de la fábrica Maruti Suzuki que protagonizaron una rebelión contra condiciones de explotación y tratos denigrantes



Foto de la fábrica tras la rebelión de los trabajadores

 
 
Los disturbios en la fábrica de Maruti Suzuki estallaron tras el despido de un empleado que había abofeteado a un directivo después de que este le infligiera un trato denigrante.
 
91 trabajadores fueron arrestados por los disturbios
 
Los disturbios obligaron a cerrar la planta de autos Suzuki



18 de marzo de 2017

Un tribunal indio condenó el pasado sábado a cadena perpetua a trece trabajadores de la compañía automovilística Maruti Suzuki por la muerte de un directivo de la empresa, que fue quemado vivo, durante una protesta de los trabajadores, contra las condiciones laborales y el trato denigrante que recibían, en el estado septentrional de Haryana en 2012.

La corte, que ya había declarado culpables el 10 de marzo a los acusados, también impuso una pena de 5 años a otros cuatro antiguos trabajadores de Suzuki Maruti y una multa de 2.500 rupias (unos 35,5 euros) a catorce por su participación en los hechos, informó la agencia local PTI.

El estallido de los trabajadores tuvo lugar en agosto de 2012, cuando hubo una rebelión en la fábrica de Maruti Suzuki debido al despido de un trabajador que había abofeteado a un directivo después de que este le infligiera un trato denigrante.

El problema se inició cuando se produjo un altercado entre un supervisor y un trabajador, pero este último fue despedido de inmediato, lo que originó una protesta multitudinaria en la planta automotriz que se salió de control.

Tras los choques, un grupo de trabajadores intentó encerrar en una sala a ejecutivos de la empresa, algunos de los cuales se hicieron los muertos para salvar la vida.

El fallecido fue identificado como Awanish Kumar Dev (jefe de Recursos Humanos de la fábrica)  y 91 trabajadores fueron arrestados acusados de asesinato, y más de 50 personas resultaron heridas, entre ellas 40 ejecutivos y directivos de la fábrica de automóviles.

Durante la protesta se produjo un incendio que, según la sentencia, fue provocado por los trabajadores, en el que murió el jefe de Recursos Humanos de la firma y que afectó a parte de la planta automovilística.

Además, un centenar de personas resultaron heridas en la revuelta.

La policía india además acuso a los trabajadores protagonistas de la rebelión de tener vínculos con los naxalitas y concretamente decían que el PCI (Maoísta) contaba con bases en la ciudad.

En un comunicado publicado en 2012, Maruti Suzuki aseguró que los altercados no se debían a problemas en las relaciones con los empleados por cuestiones de salarios o condiciones de trabajo, sino que era un "acto de violencia colectiva orquestado" desde fuera.

Maruti Suzuki es el fabricante de coches líder de ventas en la India y produce 1,5 millones de vehículos al año, según datos de la compañía.
 
 
----------

1 comentario:

  1. AnonimoTrotskista22 de marzo de 2017, 1:53

    Isto é o terrorismo capitalista no seu melhor!!! Os trabalhadores podem ser mortos, torturados, violados, espancados, só os patrões é que não podem receber a devida resposta!!! Se fosse ao contrário e tivesse sido um patrão a assassinar dezenas de trabalhadores, teríamos os mass merdia a falar de “direito à legítima defesa”, o caso arrastar-se-ia por décadas, para acabar arquivado por “falta de provas”.
    Estes mártires são mártires como os do 1º de Maio de Chicago!!! A sua memória irá difundir um exemplo!!!

    ResponderEliminar