lunes, 27 de marzo de 2017

Las pensiones de los actuales consejeros del Ibex se disparan un 18% y suman 382 millones

 
Esa cifra se la reparten 48 administradores de 16 compañías del índice y el aumento se explica por la pensión de 54,2 millones concedida por Telefónica a su expresidente César Alierta. Entre vocales actuales y exmiembros del consejo, el importe acumulado para jubilaciones supera los 630 millones; el 71% corresponde a los grandes bancos. Tras las aportaciones de 2016, César Alierta, Matías Rodríguez Inciarte, Ana Botín y Florentino Pérez son los consejeros que más derechos acumulan: 185 millones entre los cuatro.

Antonio M. Vélez | El Diario | 24/03/2017
 
48 consejeros de 16 compañías del Ibex 35 acumulaban a cierre de 2016 derechos en pensiones por un importe de 382,3 millones de euros, un 18% más con respecto a los 322,8 millones que contabilizaban un año antes esas mismas empresas para sus vocales en activo, según datos recogidos de los informes de gobierno corporativo remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 
El cómputo, que no incluye los datos de Arcelormittal (una multinacional con sede en Luxemburgo que no remite esta información a la CNMV), ni Indra o Meliá (aún pendientes de enviar su informe), refleja un incremento del saldo acumulado en pensiones muy superior al que experimentó la retribución de los consejos de administración del Ibex.

Sumando todos los conceptos (sueldo, bonus, aportaciones a esos planes de jubilación…) los consejeros de la élite empresarial española aumentaron en 2016 su sueldo un 2%, hasta 271,8 millones, en un ejercicio en el que las empresas del selectivo ganaron 32.315 millones, un 7,5% más. Estas cifras no tienen en cuenta a Arcelor, pero sí a Indra y Meliá, que las han publicado de forma agregada en sus resultados anuales.
 
En realidad, los compromisos de las empresas del Ibex con sus administradores superan holgadamente esos 382 millones, porque en el epígrafe que contabiliza estos saldos hay a veces omisiones, al no haberse realizado aportaciones en el último ejercicio.
 
BBVA no incluye desde hace años los 79,7 millones que se garantizó su presidente, Francisco González, al cumplir en 2010 los 65 años, tras el revuelo generado por la millonaria pensión de 68,7 millones que se embolsó tras su salida el hasta entonces consejero delegado del banco, José Ignacio Goirigolzarri, hoy presidente de Bankia. Esos 79 millones fueron a parar a un seguro que González (de 72 años) cobrará cuando cese en sus funciones ejecutivas en BBVA.
 
En su informe de 2016, Banco Popular tampoco contabilizaba la aportación de 15,6 millones que ha realizado este mismo año para la pensión de su ya expresidente, Ángel Ron, que se ha llevado una jubilación de 23 millones tras dejar el banco en pérdidas récord. El Popular es la única empresa del Ibex que arrojó números rojos en 2016, con un resultado negativo de 3.485 millones.
 
Inditex tampoco refleja las aportaciones realizadas entre 2011 y enero de 2015 al “plan de previsión de aportación indefinida” de su presidente, Pablo Isla, que ya suma más de 7,6 millones; y Ferrovial no tiene cuenta los casi 5,7 millones que acumula su consejero delegado, Íñigo Meirás. La constructora dice que se trata de un “esquema retributivo de carácter diferido” cuyos derechos no están “consolidados” y que sólo se hará efectivo “cuando ocurra su desvinculación por mutuo acuerdo”, al alcanzar una determinada edad.
 
De esos 382,3 millones en pensiones, un 55% (209,3 millones) corresponde a sólo 16 consejeros de cuatro entidades financieras: cuatro de Banco Santander que acumulan 120,787 millones; cinco de Banco Popular con 38,535 millones; otros tantos de Banco Sabadell con 33,41 millones; y dos de BBVA con 16,66 millones. Este recuento no incluye la citada pensión concedida a Francisco González en 2010.
 
 
 
Las pensiones millonarias para los ejecutivos del Ibex han dejado de ser patrimonio exclusivo de los grandes bancos, como antaño. El aumento del saldo que atesoran las jubilaciones de los actuales administradores del Ibex se explica fundamentalmente porque Telefónica ha aflorado la pensión de 54,2 millones concedida a su expresidente César Alierta tras su dimisión el pasado abril. El ejecutivo zaragozano, de 71 años, cobrará esa suma cuando se jubile. De momento, sigue siendo consejero de Telefónica y presidente de su fundación.
 
Los datos remitidos por las compañías en los informes de remuneración de sus administradores sitúan a Alierta al frente el ranking de pensiones de los actuales consejeros del selectivo, por delante de Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente ejecutivo del Santander (que a sus 69 años acumula 48,23 millones); la presidenta de este banco, Ana Botín (43,156 millones, 56 años de edad); y el presidente de ACS, Florentino Pérez, que con 70 años suma 39,673 millones. Sólo entre los cuatro acumulan 185 millones de euros. Por delante de ellos se sitúa Francisco González.
 
Si a los consejeros actuales del Ibex se suman sus antiguos administradores, los derechos reconocidos se disparan hasta los 630 millones de euros, con la banca como gran protagonista, con el 71% de esa cifra. Sólo a Santander le corresponden 217,656 millones; a BBVA, 105,7 millones; y al Banco Popular, 91,89 millones. En este caso, no se desglosan los beneficiarios.
 
Quince empresas del Ibex no declaran ningún compromiso en materia de pensiones con sus consejeros: Aena, Amadeus, Bankia, Bankinter, DIA, Grifols, Iberdrola, Inditex, Indra, Mediaset, Meliá, Merlin Properties, Red Eléctrica, Técnicas Reunidas y Viscofan.
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario