viernes, 28 de abril de 2017

A propósito del comportamiento de China con la Republica Popular Democrática de Corea



Nota de ODC: No estamos de acuerdo con el tratamiento general benévolo que hace este blog de China y Rusia como alternativas a EEUU y la UE. Sin embargo el artículo siguiente es muy esclarecedor del comportamiento infame de China con la Republica Popular Democrática de Corea. Desde ODC expresamos nuestra total solidaridad y apoyo a la Republica Popular Democrática de Corea frente al Imperialismo.
 

"Si alguien piensa que China iba a anteponer cuestiones ideológicas a cualquier otra en el tema de Corea del Norte se equivoca de cabo a rabo. El Partido Comunista de China tiene dos sectores, como casi todos, el pro-occidental, neoliberal hasta la naúsea, y el más ideológico".
 
"Con las amenazas de EEUU a Corea del Norte, ilegales según el derecho internacional, China ha quedado más que retratada: Aunque no parezca que vaya a haber ataque ... China hubiese aceptado el mismo".
 
 

¿Cómo hemos llegado a ésto?

Os decía que no hay nadie capaz hoy día de revitalizar el Movimiento de Países No Alineados, que está de capa caída, y que el mundo ya va a girar sin remisión sobre China, Rusia y lo que quede de Occidente tras el colapso que está viviendo. De todo ello tenéis información más que de sobra en lo que he venido publicando sobre China, Rusia y el llamado Nuevo Orden Mundial.

Si alguien piensa que China iba a anteponer cuestiones ideológicas a cualquier otra en el tema de Corea del Norte se equivoca de cabo a rabo. El Partido Comunista de China tiene dos sectores, como casi todos, el pro-occidental, neoliberal hasta la naúsea, y el más ideológico. Los dos sectores midieron sus fuerzas en las últimas reuniones internas y, sobre todo, en la Asamblea Nacional Popular que tuvo lugar el pasado mes de marzo. Ganó el aparato que controla el gobierno, pero tuvo que hacer alguna concesión en cuestiones ideológicas aunque, visto lo visto ahora, parece que fue de forma clara una concesión a la galería, un salvar las apariencias para evitar que los cauces de la rebeldía se desborden. Una rebeldía que lleva cada vez más el sello maoísta, como también he dicho en más de una ocasión, como ésta última.

Con las amenazas de EEUU a Corea del Norte, ilegales según el derecho internacional, China ha quedado más que retratada: aunque no parece que vaya a haber ataque alguno dado que Corea del Norte se ha mantenido firme en no achantarse y todo el mundo evalúa que en caso de tal ataque respondería a los objetivos de EEUU en Corea del Sur y Japón, sí ha dejado al descubierto que China hubiese aceptado el mismo.

El debate dentro del PCCh es muy duro al respecto, pero han ganado los pro-occidentales y quienes no quieren un enfrentamiento directo con EEUU. Incluso el lenguaje utilizado es pro-occidental al afirmar cosas como "ataque quirúrgico", que es habitualmente utilizado por EEUU para justificar sus ataques, y plantear que China "no respondería al mismo".

Es cierto que China lleva años intentando hacer de intermediario entre EEUU y Corea del Norte y que ha sido el muñidor de la estrategia de "doble suspensión". Pero también es cierto que quien únicamente se ha opuesto a esta estrategia es EEUU, por lo que acentuar la presión sobre Corea del Norte, como está haciendo China, dice muy poco en favor de quien se presenta cada vez con más fuerza como la nueva superpotencia. Así que cuando se oyen cosas como que China "debe limitar drásticamente el suministro de petróleo" a Corea del Norte si lleva adelante una nueva prueba nuclear o como que "no debe responder militarmente en el caso de que EEUU lleve a cabo un ataque quirúrgico contra las instalaciones nucleares" de Corea del Norte la pregunta que hay que hacerse es ¿cómo hemos llegado a ésto?

Si bien es cierto que Corea del Norte no es un aliado dócil de China, también lo es que China ha sostenido al país desde hace muchos años. Entonces ¿dónde se sitúa el momento de la ruptura? Y si no la hay, ¿cuánto de cerca se está de la misma?

El presidente chino, Xi Jinping, es mucho más proclive a los lazos con EEUU (y con Rusia) que su antecesor, Hu Jintao. Aunque por la actitud que EEUU ha mantenido durante la presidencia de Obama se ha ido distanciando de EEUU (y acercándose a Rusia), eso no es óbice para que permanentemente actué siempre dejando una salida digna para EEUU en el nuevo mundo que se está forjando y en el que el colapso del imperialismo es rápido e inevitable. Por ejemplo, ayer volvió a ofrecer a EEUU su incorporación a la Nueva Ruta de la Seda "para que no se quede fuera de la nueva red de asociaciones mundiales que se está formando" y porque "permitiría a China y a EEUU trabajar más estrechamente para cumplir mejor sus responsabilidades internacionales".

Jinping mira más a la cartera que a otra cosa, y eso es lo que ha llevado a China a seguir la estrategia de EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU de ir incrementando progresivamente las sanciones contra Corea del Norte aunque, también es verdad, las torea cuando lo considera oportuno como ha venido haciendo hasta ahora. Lo novedoso es que es ahora China quien amenaza con nuevas sanciones contra Corea del Norte, por lo que pone en bandeja esta baza a EEUU a cambio de nada puesto que, también ayer, EEUU decidió acelerar el proceso de instalación en Corea del Sur de los misiles THAAD cuyo radio de acción incluye China y no se limita sólo a Corea del Norte. China siempre se ha opuesto a este despliegue por considerarlo una amenaza, pero ahora lo entrega gratis a EEUU.

EEUU acelera este despliegue de misiles porque el día 9 de mayo hay elecciones en Corea del Sur y el candidato que se proclama más reticente con este despliegue va ganando las encuestas, pero el que sea finalmente elegido no quiere decir nada de nada al respecto. Tal vez China haya maniobrado con el conflicto de Corea del Norte esperando esta fecha, pero por el momento ha sido todo un fiasco y nada garantiza que finalmente quien salga retire los misiles.

El movimiento de China con Corea del Norte es no sólo erróneo, sino errático porque si China está determinada a disminuir la influencia estadounidense en Asia ahora mismo está actuando de forma conjunta, en el papel de policía bueno mientras EEUU es el policía malo. Es un revés estratégico de China sin duda alguna.

China considera que Corea del Norte "actúa de forma temeraria" pero no dice nada de qué ganaría Corea del Norte actuando de otra manera. Por ejemplo, si renuncia a las pruebas nucleares y misilísticas ¿se van a levantar las sanciones o se van a eliminar los misiles de Corea del Sur? China no dice nada de ello. Ahora mismo está dejando todo el peso en su vecino, en el pequeño. Eso dice muy poco de qué modelo geopolítico quiere poner en marcha en cuanto el colapso imperialista sea total.

China sabe, como lo sabe todo el mundo algo informado al respecto, que es EEUU quien ha violado al menos en dos ocasiones sus promesas respecto a Corea del Norte, como también os comenté con el acuerdo firmado por Clinton y que no reconoció Bush. Por lo tanto ¿qué confianza va a tener Corea del Norte en algo que diga EEUU?

Son un montón de preguntas para las que no hay respuesta fácil o al menos yo no la encuentro. Pasado mañana se reúne el Consejo de Seguridad de la ONU para hablar del tema. Será interesante oír a China, si es que tiene algo nuevo que proponer y distinto de lo que está diciendo ahora mismo.

El Lince
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario