viernes, 7 de abril de 2017

LAS ARMAS QUÍMICAS UTILIZADAS EN SIRIA SE FABRICABAN EN TURQUÍA


Damasco desmiente ataque químico en Idleb.
 
 
El Gobierno sirio desmintió este martes las acusaciones sobre un ataque aéreo con armas químicas en la localidad de Jan Sheijoun, en la provincial de Idlib en el este de Siria. Al conocer la noticia el Ministerio de Defensa de Rusia negó la acción militar. “Los aviones de las Fuerzas Aéreas de Rusia no han efectuado ningún ataque en la zona en torno a la localidad de Jan Sheijoun”.

El corresponsal de teleSUR en Siria, Hisham Wannous, informó que el Gobierno de Damasco aseguró que el ataque se produjo contra un almacén de armas de los grupos rebeldes que mantienen el control de la localidad. El Gobierno sostiene que el armento destruido venía de Turquía. A pesar de la información aportada por el Gobierno y el Ministerio de Defensa de Rusia, la ONU anunció el envío de personal para comprobar el supuesto ataque con armas químicas. En agosto de 2013, Estados Unidos y sus aliados utilizaron esta misma excusa para iniciar una posible invasión a Siria.

Wannous indicó que el embajador de Siria en Rusia, Riad Haddad, denunció la presencia de soldados turcos en la zona norte del país árabe, situación que vulnera la soberanía de Siria. El representante del Gobierno sirio calificó la presencia de las tropas turcas como invasión y advirtió que las fuerzas del Ejército Árabe sirio actuarán para expulsar a las invasores de su territorio.

El periodista agregó que Riad Haddad condenó los recientes ataques de la fuerza aérea de Israel en la provincia de Homs contra posiciones del Ejército y culpó a Turquía, Estados Unidos y sus aliados occidentales de promover a los grupos rebeldes y terroristas en Siria.

El martes 04 de abril la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y Revolucionarias de Siria denunció 80 muertos y 200 heridos a causa de un ataque con armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun en la provincia de Idleb del que acusó a las tropas gubernamentales.

Por su parte, el Mando del Ejército de Siria declaró que las fuerzas sirias no emplearon armas químicas en los ataques “ni en Idleb ni en otra parte del territorio sirio”.

La ONU inició una investigación del incidente mientras la OPAQ se declaró “preocupada” por los reportes sobre el presunto uso de armas químicas. No obstante, EEUU y otros países, como Canadá, responsabilizaron al Gobierno sirio del “ataque químico” sin esperar los resultados de la investigación de la ONU.
 
En Diciembre de 2015 el principal grupo opositor en Turquía reveló que las materias primas usadas para la fabricación del gas sarín, cuyo uso causó la muerte de miles de personas en Siria, fueron transportadas por las organizaciones Ahrar-i Sham y el Frente Al-Nusra bajo la supervisión del estado turco y con el conocimiento de la policía y departamento de inteligencia.
 
Los diputados por Estambul del principal partido de la oposición en Turquía (CHP), Erdem Eren y Ali Seker, dieron una rueda de prensa en 2015 dando detalles sobre una demanda interpuesta por el Tribunal Penal Superior de Adana contra 13 miembros de Al-Nusra en 2013. A pesar de la propaganda realizada por el presidente de Turquía, Erdogan, de que los ataques químicos en Siria fueron llevados a cabo por el régimen de Asad, se ha descubierto que los materiales químicos utilizados para la producción de gas sarín fueron tranferidos con el conocimiento y el beneplácito del Estado turco. Las escuchas de las conversaciones telefónicas de los miembros de Al-Nusra, que estaban incluidas por la acusación, revelaron que la entrega de materias primas químicas de Turquía a Siria se llevó a cabo a sabiendas de la policía y de las unidades de inteligencia, bajo la supervisión estatal turca. Otro punto que llama la atención en la acusación es la liberación del ciudadano sirio Hytham Qaasap, acusado de adquirir materias primas utilizadas en la producción de armas químicas para Ahrar-i Sham y Al-Nusra además de cinco ciudadanos turcos que le ayudaron.
 
Al hablar en la rueda de prensa, el diputado del CHP por Estambul, Ali Seker, habló sobre la demanda presentada por la Fiscalía de Adana sobre la producción de armas químicas en Turquía y su entrega a Siria. La investigaciones técnicas llevadas a cabo demuestran que las materias primas fueron entregadas desde territorio turco a Siria. También señaló que el gas sarín es 500 veces más potente que el cianuro, cuyo uso causó la muerte de más de 5.000 personas en Alepo. Señaló que adquirieron fósforo blanco, que también está clasificado como material químico muy peligroso, pudiendo causar graves quemaduras en el cuerpo humano llegando a afectar a las partes óseas, mientras que la ropa puede quedar intacta.
 
Seker, señaló que estas armas químicas fueron utilizadas por última vez el 7 de junio y en agosto de 2013 y subrayó que el caso fue sobreseido y todos los sospechosos fueron puestos en libertad aunque la demanda presentada por la Fiscalía de Adana reveló claramente la producción en Turquía de dichas armas químicas.
 
Hay que recordar que en Diciembre de 2015 el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó de alta traición a Eren Erdem, diputado del Partido Republicano del Pueblo (CHP) quien hizo pública la noticia de que su país suministraba armas químicas a Siria, diciendo lo siguiente: “En el círculo de traidores se encuentran además aquellos que en una entrevista a un canal estatal extranjero acusan a su propio Estado de vender armamento químico”.
 
Fuentes: Tele Sur/Firat News
 
Tomado de:
 
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario