sábado, 27 de mayo de 2017

ATENTADO EN MANCHESTER



Por Plataforma Global Contra las Guerras

Resulta evidente, a estas alturas, que el autor, y su familia, tenía relaciones estrechas con la inteligencia británica. La familia del autor, eran “refugiados políticos” de Libia, eran “víctimas” de la “terrible dictadura” de Gadafi, y como tales pobrecitos fueron acogidos en la Gran Bretaña. Con toda la cobertura imaginable que los servicios secretos dan a sus agentes. Sobre todo a los que les permiten infiltrarse sobre el terreno. Inmediatamente fueron integrados en las redes de la oposición a Gadafi de los servicios secretos británicos. Entrenados, financiados y armados como terroristas, y encuadrados en los ejércitos yihadistas con los que se hizo la invasión de Libia.

No olvidemos que Londres es la verdadera capital estratégica de la yihad. Sus mezquitas son las oficinas centrales de la yihad mundial; desde allí funcionan sus tentáculos de reclutadores a nivel mundial. Y desde su centro financiero (la City) se encauza el financiamiento de la yihad. Sea con desvío de beneficios del petróleo de Arabia Saudita, sea con beneficios de los negocios especulativos de las oligarquías de los países árabes pro-óccidentales en Europa, sea con un entramado de empresas tapadera manejadas por Al Qaeda. Sea por blanqueo del dinero del narcotráfico. Etc, etc, etc. Todo esto esta controlado por los servicios secretos. Sus movimientos solo van en la dirección que interese al imperialismo británico, la OTAN, EEUU. Ver al respecto los trabajos de Gabriel Estulin, en especial su libro “Fuera de Control”. Hasta en los libros sobre terrorismo que mantienen una posición absolutamente pro-occidental , como “Sangre y Rabia. Una Historia Cultural del Terrorismo”, de Michael Burleigh, se llega a calificar a la capital de Gran Bretaña, por la impunidad escandalosa de los grupos yihadistas que la han tomado, por base de operaciones mundial, “Londistan”. Lo que no dice este autor es que el mínimo común denominador de estos grupos terroristas yihadistas es el anti-comunismo. Volvemos a recalcar. Impunidad que es una política de estado de Inglaterra (y de todos los países de la OTAN), debido a que tales grupos terroristas, son una creación de sus servicios secretos. Los centros de reclutamiento de la Yihad mundial, que son las mezquitas de Londres, tienen sus banderines de enganche abiertos de cara al público, porque actúan al servicio de los intereses de la OTAN, y los mas particulares del imperio británico. Todos los yihadistas están controlados y actúan (sean conscientes o no) en los operativos que a los servicios secretos de occidente interesan. A esta situación no es ajeno dos hechos. La cada vez mayor penetración del capital financiero saudita en los países miembros de la UE y la OTAN (y sobre todo en Inglaterra y EEUU). Y la posición peculiar de la City. Esta es como el Vaticano. Tiene el status de país aparte, dentro de la ciudad de Londres. Donde no rige el derecho mercantil, ni está sometida a control de organismo democrático alguno, como el parlamento, por muy ficticio que sea éste. Y eso que, agregamos que no nos creemos el poder real del parlamento. Curiosamente la City obedece a el llamado “derecho marítimo” (= la ley de los piratas, tal cual). Volviendo al atentado de Manchester, resulta claro las conexiones como agentes secretos del MI5 de la familia del terrorista, y de este mismo. Clan, ejemplo de pobrecitas víctimas de “una terrible dictadura”, a las que una cándida democracia de occidente da desinteresadamente asilo (entiéndase la ironía). Esta claro, que fueron a combatir contra Gadafi, encuadrados en la yihad islamista. Es decir en los ejércitos de intervención de la OTAN. Dirigidos entrenados, financiados y armados por ésta. Que tenían experiencia militar, sobre todo en armas (como bombas caseras) de guerrilla (que habían utilizado en Libia). Conocimientos y acceso a tales medios, que los servicios de la OTAN, les habían facilitado. Y volvemos a recordar. Estos elementos estaban controlados por los servicios secretos de occidente. Hasta tal punto de tener ficha y seguimiento al día, de todos y cada uno de estos elementos terroristas. Por cientos de miles que sean: ¿no son famosos los medios informáticos de occidente de control de la población?.

Después de hacer la yihad en Libia, esta familia anti-Gadafi, volvió a Inglaterra, con su fanatismo islamista y apoyo de los servicios secretos ingleses intactos. El ambiente social en el que populan tales elementos, a nada que se estudie, es un ambiente social cerrado, (cuyo único horizonte es la mezquita), en el que se dan las mismas condiciones controladas de un laboratorio. Es un ambiente en el que se sobrevive en base a la vinculación con el clan (la familia, el grupo, etc), y en el que los ingresos (ayudas sociales o delincuencia, en especial narcotráfico), están controlados, como es evidente por los agentes del estado (funcionarios o policías …). A todo esto se suma que los elementos de este tipo no tienen mas “oficio ni beneficio”, forma de obtener ingresos, que la vinculación, a través del grupo de afinidad ( = la familia, la mezquita), con la yihad o la delincuencia. Es decir, “negocios” controlados, en última instancia, por los servicios secretos. Y quien controla los ingresos controla el grupo. Por otro lado, no podemos dejar de hacer notar que el factor aglutinante de todo este detrito social es la religión, el universo que les ofrece la mezquita. Y este en la práctica tiene un solo eje: anti-comunismo. Resumiendo. Una fábrica para crear robots MK Ultra (= esclavos mentales) perfecta. Por tanto la “radicalización” de este terrorista, no es mas que la leche negra con que la “democracia” inglesa le ha dado de mamar. Se podría objetar que este individuo ha actuado por su cuenta. Que los servicios secretos occidentales le utilizaron y le dejaron tirado. Nosotros respondemos: FALSO. En todos estos atentados siempre aparecen de una forma o otra las conexiones con los servicios secretos. Todo el universo social y espiritual de este individuo ha estado controlado por los servicios secretos, en las mismas condiciones que las ratas en un experimento de laboratorio. No se puede hacer un atentado si no se tiene medios ¿y quién le puso a éste individuo la bomba en sus manos?. No sería temerario pensar que los mismos familiares, que fueron entrenados por los servicios secretos ingleses, para hacer la guerra contra Gadafi. Y ¿quién tendría tal poder sobre este individuo para enrredarlo en un plan que suponía entregar la vida?. Estos anti-Gadafi, después de volver de derrocar a Gadafi, volvieron a Inglaterra. Con su fanatismo yihadista, y la cobertura de los servicios secretos ingleses, quienes controlaban todos sus pasos. No son, por tanto, los mismos quienes les reclutaron para la guerra contra Gadafi, los que tenían sobre este clan ese poder del que hablamos.

Denunciamos el papel asqueroso de los medios de comunicación. Ninguno menciona que el terrorista si es un monstruo, es un monstruo creado por occidente. Es un ejemplo de los “luchadores por la libertad” a los que han estado tanto jaleando, Nadie dice que de estos individuos están hechos los ejércitos que la CIA y la OTAN utilizan para hacer las guerras que les interesan. Con Gadafi no hubiese habido este atentado. Resulta evidente, que estos atentados se producen desde las mismas organizaciones que los servicios secretos de occidente se han creado para hacer la “yihad” contra el comunismo, contra gobiernos que quieren derrocar (como el de Siria) … Una prueba del carácter asqueroso de los medios de comunicación es el periódico inglés The Guardian, que después del atentado de Manchester, ha pasado a cambiar su página web, para nombrar como como grupo terrorista a un movimiento yihadista libio, que hasta ese momento lo consideraba de rebeldes libios, que habían luchado contra Gadafi. Este panfleto londinense se había destacado en su campaña de mentiras para justificar la guerra contra Libia, de 2011, y en avivar a los grupos de terroristas yihadistas libios a los que consideraba “luchadores por la libertad”. Cuando han puesto una bomba en Manchester, a la misma organización la ha pasado a calificar de terroristas.

Queremos recordar que el islamismo político, organizado desde las mezquitas, con la CIA detrás, fue el instrumento utilizado por EEUU para perpetrar la masacre de Indonesia de 1965, en la que mas de 800000 civiles (hombres, mujeres y niños) acusados de comunistas fueron asesinados. Los carniceros fueron los islamistas (el anti-comunismo que es su único santo y seña). El inicio del terrorismo moderno, fue la yihad organizada por la CIA, contra la URSS en Afganistán. Y allí donde ha aparecido ha sido para beneficiar los intereses de occidente, la OTAN, Israel y EEUU. Podríamos decir, por ejemplo, a modo de curiosidad, que Libia en 1996 pidió la extradición de un tal Ben Laden a la República Federal de Alemania, por su relación con el asesinato de un matrimonio alemán en Libia (el marido trabajaba como ingeniero), perpetrado por terroristas islamistas. La respuesta del gobierno alemán fue silencio, y proteger a Ben Laden. Queremos recalcar, para terminar, que si los autores de estos atentados pueden hacerlos, estando controlados por los servicios secretos, es porque los servicios secretos se lo permiten, al estar interesados en que se perpetren, Por que benefician a los planes de los gobiernos de la OTAN a los que sirven.

 
---------

No hay comentarios:

Publicar un comentario