miércoles, 31 de mayo de 2017

Victoria, hacia la liberación: Saludo a los presos palestinos y su lucha por la libertad

Con motivo de la victoria de la huelga de libertad y dignidad, la valiente batalla de los prisioneros palestinos en huelga de hambre en las cárceles israelíes, enfrentando al ocupante con sus cuerpos y sus vidas, saludamos a los prisioneros palestinos por haber alcanzado su victoria, no sólo para sí mismos y sus familias, sino para todo el pueblo palestino y el movimiento global por la justicia y la liberación.
 
 

Con motivo de la victoria de la huelga de libertad y dignidad, la valiente batalla de los prisioneros palestinos en huelga de hambre en las cárceles israelíes, enfrentando al ocupante con sus cuerpos y sus vidas, saludamos a los prisioneros palestinos por haber alcanzado su victoria, no sólo para sí mismos y sus familias, sino para todo el pueblo palestino y el movimiento global por la justicia y la liberación. Saludamos y felicitamos a los presos por su victoria después de 40 días de sacrificio, la constancia y la lucha sin fin. También saludamos y felicitamos a todos los que contribuyeron a esta victoria, en toda Palestina, en los campos de refugiados, en las comunidades palestinas de todo el mundo y entre los luchadores de todo el mundo por la justicia y la liberación. Al mismo tiempo incorporamos este momento como una inspiración para continuar y elevar nuestra acción y organización para la libertad, para todos los presos palestinos y la tierra y el pueblo de Palestina.
 
El 17 de abril, Día de los Presos Palestinos, 1.500 prisioneros palestinos de entre los cerca de 6.500 presos en cárceles israelíes lanzaron su huelga por una serie de demandas. Estas demandas fueron directas, centradas en la restauración de las visitas familiares, el derecho a la educación, el acceso a los medios de comunicación y la atención sanitaria. Entre los logros de la huelga está la restauración de la segunda visita familiar mensual, cancelada el año pasado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) bajo el pretexto de los recortes presupuestarios, a pesar de las promesas hechas en agosto de 2016 de cubrir, al menos, los costos de la segunda visita mensual para los prisioneros palestinos.
 
Es terrible que deba tomar una huelga de hambre masiva de 40 días de prisioneros palestinos para restaurar las visitas familiares retiradas por una agencia internacional que debe estar motivada por los derechos y el bienestar de los presos. Lejos de ser un espectador neutral, la Cruz Roja era de hecho parte para esta huelga y participante en la confiscación de los derechos de los presos palestinos. Esto plantea una vez más agudas preguntas acerca de lo que realmente provocó el corte de las visitas familiares a los prisioneros palestinos y el nivel de participación de Israel en el reclamo en el momento de ser una mera toma de decisiones financieras, a pesar de las promesas palestinas para cubrir los costos.
 
Mientras todavía no se ha expuesto públicamente más información sobre el acuerdo, las noticias indican que hay más logros de la huelga que también se centran en el tema de las visitas familiares, incluido el acceso a más familiares como abuelos y nietos; mejora de la comunicación, especialmente entre los niños y mujeres encarcelados y sus familias, y la instalación de teléfonos públicos; alivio de prohibiciones por motivos de seguridad y de las prohibiciones frecuentes en visitas familiares impuestas por la administración de la prisión israelí. Al- Mayadeen TV informó acerca de otros aspectos del acuerdo:
 
- Entrada periódica de médicos privados externos para examinar a los presos enfermos.
 
- Permiso de las visitas de los familiares de segundo grado, incluyendo abuelos y nietos.
 
- Aumento de la suma de dinero que los prisioneros pueden tener en su cuenta para gastar en la cantina (almacén de la prisión, propiedad de una empresa israelí, donde hay que comprar casi todo lo necesario para sobrevivir).
 
- Adición de tres canales vía satélite a la televisión de los presos.
 
- Transferir el hospital de la prisión de Ramla a la parte antigua, que incluye varias habitaciones y una zona de recreo.
 
- Instalación de un teléfono público para las prisioneras, los niños presos y prisioneros enfermos para comunicarse diariamente con los miembros de su familia.
 
- Incremento de 45 a 60 minutos de las visitas familiares.
 
- Fotografías con los padres una vez al año.
 
- Aumento de las cantidades de carne, verduras y frutas para los presos
 
- Permitir la introducción de prendas de vestir como pantalones y sacos.
 
- Proporcionar a cada prisionero 1 litro de aceite de oliva,1 kg de café, medio kilo de baklava y medio kilo de za'atar.
 
Entre los líderes que participaron en la huelga están el líder de Fatah Marwan Barghouthi , el secretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina Ahmad Saadat , otros líderes del FPLP como Kamil Abu Hanish y Ahed Abu Ghoulmeh , el más antiguo de los prisioneros palestinos Karim Younes y Nael Barghouthi, los líderes de Hamás Abbas Sayyed y Hasan Salameh, los líderes de la Yihad Islámica Zaid Bseiso y Anas Jaradat, el líder del Frente para la Liberación de Palestina Wajdi Jawdat, los veteranos huelguistas de largos plazos Mohammed al-Qeeq y Samer Issawi y cientos más de los líderes encarcelados del pueblo palestino.
 
A lo largo de la huelga los presos se enfrentaron a una dura represión. Les negaron visitas legales, visitas familiares, los acosaron con incursiones represivas, confiscaron sus pertenencias -incluso la sal que enriquecía el agua para preservar su vida y su salud-. A pesar de todo, su firmeza fue un ejemplo de compromiso y dedicación para llevar a cabo su lucha. No estaban solos en su firmeza. Las madres y las familias de los presos llenaron las tiendas de campaña de solidaridad y apoyo en todos los campos de refugiados, en las ciudades, pueblos de Palestina. Muchas madres de los presos lanzaron sus propias huelgas de hambre. Lucharon, sufrieron, resistieron y lideraron al lado de sus hijos. Cayeron mártires en las calles de Palestina, mientras protestaban y luchaban por la liberación de sus presos queridos, a manos de las fuerzas de ocupación.
 
Los prisioneros palestinos dejaron claro a través de la huelga la dignidad y la libertad del poder de la unidad palestina. Los líderes de las diferentes tendencias se unieron para enfrentar al ocupante, unidad que se hizo sentir en la lucha, en las calles y en el de la prisión. Y los efectos de la huelga han sentido en la consecución de la victoria de los prisioneros.
 
Los huelguistas exigían que la ocupación israelí hablase con su dirección elegida y vencieron todos los intentos de eludir a la dirección de los prisioneros, sus líderes y sus elecciones. Más aún, demostraron una vez más que el verdadero y respetado liderazgo del propio movimiento de liberación nacional palestina se encuentra en el movimiento de los prisioneros palestinos. Este movimiento está en el centro de la lucha de liberación del pueblo palestino en su conjunto. Lejos de ser una cuestión secundaria del movimiento representa al pueblo palestino y su resistencia.
 
Fundamentalmente el movimiento de los prisioneros palestinos es y sigue siendo una voz y un poder de resistencia que sigue planteando la ocupación de cada día. Esta huelga no era sólo por las visitas familiares, la asistencia médica y los derechos humanos básicos. Fundamentalmente era una afirmación de la resistencia palestina, el rechazo al ocupante y el poder para luchar no sólo por las demandas específicas, sino por la libertad, el retorno y la liberación.
 
La huelga se llevó a cabo estando el presidente de Estados Unidos Donald Trump visitando la región, en connivencia con el movimiento sionista, el Estado de Israel y los regímenes árabes más reaccionarios con el fin de vender armamento, la muerte y el llamado “gran acuerdo”, diseñado para liquidar la lucha del pueblo palestino después de 100 años de colonización, 70 años de Nakba y 50 años de haberse intensificado la ocupación. Desde el interior de las cárceles israelíes, el poder de los huelguistas y su reflejo y resonancia en las calles palestinas, árabes e internacionales llegaron a enfrentarse a cualquiera y todos los intentos de destruir los derechos palestinos e impulsar una “solución” apartheid de la colonización sin fin. Los presos dejaron clara la postura de los palestinos, con la resistencia y sus líderes encarcelados, y no con los regímenes reaccionarios árabes e incluso con la Autoridad Palestina, que continuó su coordinación de la seguridad con la ocupación incluso cuando los presos, sus familias y su movimiento exigieron que llegara a su fin.
 
A lo largo de Palestina, en los campos de refugiados de Líbano, Jordania y Siria, en todas partes alrededor del mundo, en el exilio y la diáspora, estaba claro que el pueblo palestino estaba firme con el movimiento de los presos en esta huelga. La lucha de los presos ayudó a construir y dar energía a la comunidad palestina internacional organizada para apoyar la huelga y la libertad demandada por los prisioneros.
 
La Red de Solidaridad de Prisioneros Palestinos Samidoun saluda a todos los organizadores de la comunidad palestina, partidos políticos internacionales, organizaciones laborales globales, los movimientos de solidaridad con Palestina, las organizaciones de mujeres y los luchadores por la justicia que organizaron cientos de eventos en las ciudades en todos los continentes del mundo , lo que demuestra una y otra vez el desarrollo de mecanismos de protesta creativa que han tomado el #SaltWaterChallenge , organizando huelgas de hambre de un día y la construcción de la fuerza para apoyar la lucha de los prisioneros palestinos. Históricamente los prisioneros palestinos siempre han hecho hincapié en la importancia de la solidaridad y el apoyo internacional para su lucha por la liberación. Cada uno de estos grupos e individuos que han tomado medidas en todo el mundo tiene un papel en esta lucha y la victoria colectivas.
 
A través de su lucha los prisioneros palestinos han intensificado y desarrollado un creciente apoyo a la lucha palestina -en el movimiento obrero, donde las principales centrales sindicales en Canadá y Uruguay se unieron a los movimientos sociales en Brasil en la emisión de resoluciones en apoyo de la huelga, e incluso entre los parlamentarios, como el Parlamento portugués, el Parlamento Panafricano , muchos miembros del Parlamento Europeo, parlamentarios de Argentina y Chile, parlamentarios gallegos y andaluces e incluso el candidato de la dirección NDP de Canadá, Niki Ashton y el congresista estadounidense Danny Davis– apoyando a los prisioneros.
 
Tal vez lo más conmovedor, el poder de la solidaridad internacionalista en las luchas de liberación, se ilustra claramente en la solidaridad de los prisioneros republicanos Irlandeses, prisioneros políticos filipinos, turcos y kurdos y la huelga de hambre por la lucha palestina del comunista árabe Georges Ibrahim Abdallah junto con camaradas vascos en la prisión francesa en solidaridad con la huelga de los presos palestinos, así como la solidaridad expresada por prisioneros de Estados Unidos. Los prisioneros palestinos celebraron la noticia de la liberación del luchador puertorriqueño Óscar Lopez Rivera de las cárceles coloniales de Estados Unidos y se regocijaron con el escenario de su regreso a casa junto con el exprisionero y líder de la comunidad palestina Rasmea Odeh.
 
El movimiento de los prisioneros palestinos y su lucha también faculta e inspira más campañas de boicot, desinversión y sanciones, desde el establecimiento de zonas libres de organizaciones sindicales para la empresa HP e inspiración para las instituciones de la comunidad para campañas de boicot e iniciativas locales, centrándose en G4S, HP, el boicot académico y cultural y el boicot completo adoptado por el sindicato LO en Noruega. El poder y la claridad de la resistencia de los prisioneros deben alentar a todos a focalizar las demandas y la lucha de los presos en la construcción de la campaña global de boicot, desinversión y sanciones.
 
En esta ocasión de la victoria de los prisioneros sabemos que hay una larga lucha por venir, por la liberación de los cautivos y la liberación de Palestina. Instamos a todas las comunidades palestinas, los partidarios de Palestina y organizadores de justicia social que salieron a las calles, bebieron agua salada, que participaron en huelgas de hambre, expresaron su solidaridad y se organizaron a través de fronteras y muros para celebrar la victoria de los prisioneros con los eventos y acciones los días 4-6 de junio, en las celebraciones de la dignidad y la victoria.
 
En estas fiestas, vamos a reconocer el poder de la población palestina para derrotar al ocupante y colonizador, honrar a los presos y su firmeza y hacer hincapié en la lucha en curso. Estas celebraciones son una ocasión para intensificar nuestras demandas de libertad palestina, por la liberación de los prisioneros palestinos, el pueblo palestino, y toda la tierra de Palestina.
 
 Envíen sus eventos y acciones para las Celebraciones de la Dignidad y la Victoria –la lLucha por la Libertad Palestina a samidoun @samidoun.net, en Facebook, o usen el formulario para contarnos sus acciones. Actualizaremos regularmente esta lista internacional de eventos y acciones. Construir esta fuerte lista de acciones en todo el mundo ayudará a subrayar el apoyo global a los presos políticos palestinos en su lucha por la libertad y la lucha del pueblo palestino por la liberación.
 
 
Fuente: Samidoun, Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)
 
 
--------

No hay comentarios:

Publicar un comentario