jueves, 8 de junio de 2017

Comunicado de London Antifascists ante el atentado de London Bridge

 
"A Salman Abedi y a otros terroristas les permitieron viajar a Libia, bajo el supuesto de que la violencia en la que participaban se podría utilizar para promover los intereses imperialistas del Estado británico"
 
"El terrorismo surge de la política exterior de las clases dominantes"
 
"Daesh no es un síntoma del Islam, es un síntoma del imperialismo"


En el transcurso de tres meses, Reino Unido ha sufrido varios actos de terror, con Daesh (ISIS) reclamando la responsabilidad de todos ellos. El sábado, muchos antifascistas londinenses nos enteramos llegando a casa después de una acción en Liverpool contra el EDL, que sólo momentos antes se había producido un ataque terrorista en el London Bridge y Borough Market. Como siempre, nuestro amor y solidaridad están con las víctimas del ataque, sus familias de luto en todo el globo, y los transeúntes que tuvieron que huir. Nuestra solidaridad, también, con el inocente que se recupera de una herida de bala en la cabeza a manos de las unidades de respuesta armada de la policía. Sin embargo, sólo podemos ofrecer nuestra solidaridad, mientras esperamos que ocurra otro ataque, antes de que nos veamos forzados a ver la causa de la raíz del terrorismo en el Reino Unido. Debemos hacerlo a través de un enfoque internacionalista.
 
Otra vez, la historia parece similar a la del atentado de Manchester, en el que Salman Abedi fue reportado varias veces por la comunidad musulmana preocupada por sus puntos de vista extremistas. Pronto descubrimos más información sobre los tres atacantes y sus historias. ¿Les han dado, como a Salman Abedi, un pasaje libre para luchar en las milicias yihadistas en el extranjero? A Salman Abedi y a otros terroristas les permitieron viajar a Libia, bajo el supuesto de que la violencia en la que participaban se podría utilizar para promover los intereses imperialistas del Estado británico. La falsa ilusión de que las consecuencias de este apoyo tácito a los yihadistas puede limitarse a países lejanos sólo nos proporciona un sabor amargo de la carnicería que nuestros gobiernos han patrocinado en Oriente Medio y el norte de África. Por lo tanto, lo que necesitamos entender, si alguna vez vamos a combatir esta violencia, es que el terrorismo “local” no existe. El terrorismo surge de la política exterior de las clases dominantes. Se trata de un apoyo desenfrenado a Arabia Saudí, de las armas que les vendemos, de los ojos ciegos que se dedican a la intolerante interpretación wahabista del Corán que ellos cínicamente promueven y del apoyo que brindan a las milicias salafitas, apoyo que inevitablemente llega a grupos como Daesh. Hace sólo una semana, The Guardian afirmó que los Tories se niegan a publicar detalles de un informe “sensible” que sugiere que Arabia Saudí es una causa primaria y fuente de financiación para el terrorismo. Ahora es bien sabido que los orígenes organizativos de Daesh estaban protegidos por el estado baazista. Fueron capaces de crecer a través de Irak como en Gran Bretaña y América, con el fin de establecer el control del país después de la invasión de 2003, promoviendo el sectarismo religioso que ha matado a cientos de miles hasta la fecha.
 
Mientras que los conservadores tratan de difamar a Jeremy Corbyn con la acusación de que es “suave” con el terrorismo (a pesar de que ellos han sido los que manejan una política nacional y extranjera desastrosa durante siete años), venden miles de millones de libras en armas a Arabia Saudí para que pueda bombardear a las clases trabajadoras en Yemen. Mientras que rehuyen de su responsabilidad en el proyecto imperialista fallido en Libia (y el hecho de que permitieran a Salman Abedi reinar libremente para combatir con el grupo de lucha islámico libio (LIFG) que desestabilizó más aún Libia y creó un caldo de cultivo para fundamentalistas islámicos ), hay una lucha antifascista e internacionalista que se desarrolla en Rojava.
 
Rojava es una región autónoma kurda que limita con Turquía, Siria e Irak.

 Desde 2013, las milicias kurdas, árabes, turcas y sirias que forman parte de las Fuerzas Democráticas Sirias, como la YPG (Protección de los Pueblos Unidades), las YPJ (Unidades de Protección de Mujeres), el MLKP (Marxista Leninista Partido Comunista) y el IFB (Batallón Internacional de Libertad) han estado luchando contra Daesh en las líneas de frente y han liberado ciudades, y pueblos – aceptando a miles de refugiados en sus cantones. Allí preparan una operación en Raqqa, como sucedió con la liberación de Tabqa, con el pueblo Yazidi liberado de la esclavitud sexual. Daesh está siendo destruido. Están huyendo. Están asustados. Están desesperados. Nosotros enviamos nuestra solidaridad a los que combaten a Daesh en el frente, incluidos los que están dentro de las filas de los antifascistas londinenses.
 
La lucha contra Daesh es una lucha antifascista, una lucha internacional de la clase obrera. Daesh no es un síntoma del Islam, es un síntoma del imperialismo. Si quieres ver más terrorismo en nuestras calles, entonces sigue apoyando al imperialismo y las clases dominantes como los tories que son directamente responsables del atentado en Manchester. Si quieres ver a Daesh erradicado de la faz de la tierra, entonces primero necesitas entender que para hacerlo necesitas el internacionalismo. Es importante ahora y siempre recordar que las víctimas de Daesh son mayoritariamente musulmanes. A raíz de estos ataques, recuerda la lucha internacional y no prestéis atención a las organizaciones reaccionarias ni a las políticas que exigen la encarcelación, deportación y expulsión de los musulmanes, sólo atienden a los intereses de un proyecto racista y nacionalista.
 
El antifascismo es la autodefensa de la clase trabajadora.

Traducción Free Collective. Texto London Antifascists

https://freecollective.wordpress.com/2017/06/06/comunicado-de-london-antifascists-ante-el-atentado-de-londonbridge/

------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario