lunes, 26 de junio de 2017

Filipinas: La guerrilla comunista lanza ofensivas contra las Fuerzas Armadas pro-USA


Consecutivas ofensivas lanzadas por el NPA contra el AFP pro-USA

El pasado 21 de junio, a las 1:02 am, los Combatientes Rojos del Comando Armando Catapia (NPA-Camarines Norte) lanzaron una ofensiva en la base de patrulla de la 902a Brigada de Infantería de la 9ª División de Infantería (Spear) en Barangay Dumagmang, Labo, Camarines Norte. Durante el tiroteo que duró 3 horas y 40 minutos, un soldado murió y cuatro resultaron heridos en las lineas del AFP (Fuerzas Armadas de Filipinas). Una ametralladora K3 también fue tomada del AFP. No hubo víctimas en las lineas del NPA (Nuevo Ejército Popular).
 
A las 6:00 am del mismo día, un equipo del NPA, usando un explosivo detonado por comando (CDX), derribó dos camiones cargados con 15 o más soldados, en su camino para reforzar las tropas del AFP en Barangay Dumagmang. La demolición tuvo lugar a una distancia de unos 400 metros del 9º destacamento del IB en Barangay Mahawan-hawan, Labo. También se produjo un tiroteo, el cual duró unos 10-15 minutos. En el bando de la AFP, el cabo Rey Lota resultó muerto, mientras que otros cuatro soldados resultaron heridos. No hubo víctimas en el bando del NPA.
 
El CDX utilizado por el NPA es diferente de las minas terrestres que están prohibidas por el Tratado de Ottawa, que explotan al contacto. El CDX utilizado por el NPA hace explosión sólo cuando el bombardero designado presiona el gatillo del dispositivo de explosión. De esta manera, los que están al mando pueden analizar la situación antes de ordenar al bombardero que presione el gatillo. El CDX es un arma de guerra legítima, a diferencia de los ataques aéreos indiscriminados utilizados por el AFP.
 
Estas ofensivas sirven como respuesta del Comando Armando Catapia contra la continua campaña de “guerra total” de las Fuerzas Armadas de Filipinas y contra la Ley Marcial promovida por el AFP que llevó a la interferencia de Estados Unidos en Mindanao. El ataque de las operaciones ofensivas en la guerra total de la AFP pro-estadounidense ha llevado a generalizadas violaciones de los derechos humanos. A través de la Ley Marcial, el gatillo fácil del AFP ejerce ahora más autoridad silenciando y acosando a la gente común.
 
Para contrarrestar el fascismo de la AFP y defender a las masas, el Partido Comunista de Filipinas ordenó al New People’s Army lanzar más ofensivas tácticas. Las masas sólo pueden confiar en su Ejército Revolucionario, especialmente ahora que Duterte ha demostrado ser un peón del AFP, pilar del gobierno estadounidense en Filipinas.
 
El Comando Armando Catapia pide a todas sus unidades que continúen lanzando ofensivas tácticas para defender los derechos e intereses de las masas. El fortalecimiento de la lucha armada revolucionaria conduce a un mayor poder para las masas en la defensa de su derecho a lograr una verdadera libertad y paz.
 
Carlito Cada, Portavoz
NPA-Camarines Norte (Comando Armando Catapia)
23 de junio de 2017
 
 
---------

No hay comentarios:

Publicar un comentario