martes, 6 de junio de 2017

Nuevo Ejército Popular (NPA) llama al pueblo filipino a luchar contra una inminente ley marcial nacional


A pesar de los esfuerzos del gobierno reaccionario para calmar la desembocadura de una ley marcial a nivel nacional, sus recientes acciones demuestran lo contrario. A primera hora de hoy, el portavoz de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) el general de brigada Restituto Padilla declaró el estado de alerta roja de las fuerzas militares en el Tagalo meridional y la región de Bicol dirigidas contra el Nuevo Ejército Popular (NPA), como si quisieran engranar sus fuerzas para la Ley Marcial, no sólo en Mindanao sino a escala nacional. Las fuerzas de seguridad estatales del gobierno han establecido puntos de control aleatorios a través de Luzón, a millas y millas de distancia de la ciudad de Marawi.
 
Aunque la ley marcial sólo se declara formalmente en Mindanao, declarar un estado de alerta roja contra el NPA puede aproximarse a una declaración similar a la Ley Marcial en el sur Tagalo y Bicol. La gente de estas regiones debe prepararse para operaciones militares intensivas y extensas y más abusos de derechos humanos por parte de la AFP.
 
Antes del estado de alerta roja del Comando Sur de Luzón, la AFP ya había lanzado ofensivas militares implacables contra el NPA bajo la “guerra total” del régimen de Duterte y el “Oplan Kapayapaan”. El NPA ha sufrido víctimas como resultado de la retirada de sus operaciones ofensivas como expresión de buena voluntad y respeto por la cuarta ronda de conversaciones de paz entre el GRP y el NDFP.
 
Los civiles y la gente común también han sido víctimas de atrocidades militares. Tal es el asesinato de Gilbert Bancat en San Andrés, Quezón; Toque de queda en Nasugbu, Batangas y López, Quezon; Evacuación forzada en Victoria y Sta. Cruz, Mindoro Occidental; Bombardeo aéreo indiscriminado en Bulalacao, Mindoro Oriental; Tortura e interrogatorios forzosos de residentes de comunidades indígenas y campesinas. Y proclamar la Ley Marcial a escala nacional sólo devastaría más al pueblo.
 
Militaristas en el gobierno de Duterte como Esperon, Lorenzana y Año han pretendido durante mucho tiempo la caída de las fuerzas revolucionarias. Y después de la cancelación unilateral del GRP en la quinta ronda de conversaciones de paz y la declaración de la Ley Marcial en Mindanao, es un momento oportuno para que estos militaristas lanzen ataques de fuerza contra el NPA y el pueblo.
 
Instamos al pueblo filipino a pedir el levantamiento inmediato de la Ley Marcial en Mindanao y a luchar contra una inminente Ley Marcial Nacional, ya que esto sólo agravaría la crisis que enfrenta el país. El pueblo filipino debe fortalecer sus filas y lanzar acciones de protesta masiva para defender sus derechos democráticos y libertades civiles.
 
Jaime “Ka Diego” Padilla, Portavoz del
NPA-Tagalog meridional (Comando Melito Glor)
31 de mayo de 2017

http://www.redspark.nu/es/guerra-popular/el-comando-melito-glor-llama-al-pueblo-filipino-a-luchar-contra-una-inminente-ley-marcial-nacional/

--------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario