miércoles, 28 de junio de 2017

Una familia con cuatro hijos lleva acampada 10 días frente a la Junta de Carabanchel tras ser desahuciados por un fondo buitre

El lugar donde se encuentran acampados Lidia y Santi, frente a la Junta de Carabanchel. /ASAMBLEA DE CARABANCHEL


Lidia y Santi, ambos desempleados y con cuatro menores, llevan asentados en una plaza de este barrio madrileño desde el pasado día 19 tras pasar por un albergue. El Ayuntamiento apenas cuenta con vivienda pública en Carabanchel y hay más de 8.000 personas en la misma situación. El antiguo IVIMA de la Comunidad de Madrid no les ha ofrecido nada.

Lidia y Santi son padres de cuatro menores. Ambos están en situación de desempleo y el pasado 12 de junio fueron desahuciados por el fondo buitre Fidere de la vivienda en la que habitaban. Ante la desesperación de verse en la calle, decidieron el día 19 acampar frente a la Junta de distrito de Carabanchel (Madrid).

Los únicos ingresos que recibe la familia es la renta mínima que cobra el padre y con la que no pueden afrontar el coste de una vivienda. Tras el desahucio, su única alternativa habitacional fue un albergue concertado con el SAMUR Social. Fue una solución de emergencia pero que no resulta la más idónea para una familia con seis unidades.


Los problemas de Lidia y Santi vienen de largo. Llevan ya 15 años como demandantes de una vivienda pública. Sin embargo, ninguna administración ha sido capaz de encontrarles una solución habitacional.

El Ayuntamiento no tiene viviendas; el IVIMA calla

Durante el último mes han realizado "numerosas" visitas a su trabajadora social, y han reclamado soluciones en la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS), así como en la sede del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid.

El Consistorio apenas carece de viviendas públicas en este barrio madrileño y la lista de espera de personas con situaciones similares a las de Lidia y Santi es muy importante. En concreto, hay 8.000 personas en esa lista, algo que ya les ha trasladado la presidenta del distrito, Esther Gómez. Las intenciones del equipo de Gobierno de la ciudad para palir este déficit es la de comenzar a construir vivienda pública de obra nueva, pero se trataría de una solución muy a largo plazo.

Mientras, desde la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid (el antiguo IVIMA) todavía no han recibido ningún tipo de respuesta. Lidia y Santi siguen esperando a que por parte del Gobierno regional den algún tipo de explicación y por ahora no se plantean buscar una solución habitacional fuera de Carabanchel. Sus cuatro hijos están viviendo estos días con sus abuelos y ellos tienen intención de permanecer acampados hasta que alguien les ofrezca una salida digna.

Apoyo de colectivos

Pese al drama, no están solos en su lucha. Diferentes colectivos les han estado apoyando. La Asociación Asamblea de Carabanchel ha puesto sus recursos a su disposición y emitieron hace unos días un comunicado denunciando su situación.

"En todo momento se les ha negado la posibilidad de una alternativa habitacional, más allá de un albergue, y un complemento de 200 euros mensuales, cantidad insuficiente para alquilar una vivienda en Madrid", denuncia la Asamblea.

Mientras Lidia y Santi luchan por encontrar una vivienda para ellos y sus cuatro hijos, el otro frente en el que tienen que dar la batalla es el de poder encontrar un trabajo. Para ello, se les está buscando cursos de formación remunerados que les sirva tanto para optar a un futuro empleo como para recibir ingresos que les permita hacer frente al pago de un alquiler.

-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario