lunes, 3 de julio de 2017

Cómo los medios limpian la imagen al terrorismo venezolano


¿Qué pasaría si los fundamentalistas religiosos que colocan bombas, atropellan personas y ejecutan actos terroristas en países europeos, comenzaran a ser presentados por las agencias de noticias internacionales como héroes, personas sensibles y que se preocupan por los demás? Algo parecido está pasando en estos momentos en Venezuela: importantes agencias internacionales como Reuters, y medios de comunicación de todo el mundo (desde The Washington Post, CNN, El País de España o El Comercio de Perú) presentan como héroes y grandes luchadores a jóvenes opositores que han destruido edificios públicos y asesinado personas inocentes. Lo mismo ocurre con Oscar Pérez, piloto que protagonizó el martes pasado un ataque terrorista contra dos edificios gubernamentales, quien ahora es presentado como un “Rambo”, un “Superman” y una persona sensible, que ayuda a los niños con cáncer. ¿A qué se debe esta actitud de los medios?
 
La agencia Reuters ha publicado este jueves 29 de junio un trabajo especial con 23 fotografías estilo retrato, de igual número de jóvenes miembros del grupo autodenominado “La Resistencia” o “Los Escuderos”. El gobierno venezolano los describe como “terroristas”, y, aunque algunos lo ven como exagerado, razones no le faltan: recorren la difusa frontera entre manifestantes violentos y miembros de una guerrilla urbana. Usan explosivos artesanales y armas potencialmente letales. Han asesinado personas (en algunos casos tras quemarlas vivas) y han atacado edificios llenos de empleados públicos y personas inocentes. ¿Por qué una agencia de noticias británica dedica tantos recursos en lavar la imagen a este grupo de jóvenes?
 
Las 23 fotos aparecen en un paquete especial para abonados de la agencia londinense. Sus clientes son periódicos, revistas, sitios web, televisoras y medios de comunicación de todo el mundo. Las imágenes cuentan con una iluminación y estética muy profesional. Fueron realizadas por Carlos García Rawlins, fotógrafo venezolano que trabaja para la agencia desde hace varios años y de quien nadie cuestionaría la calidad de sus trabajos.
 
Captura de pantalla
 
 
En una de las fotos, un joven esgrime un cuchillo de cazador. En otra, una muchacha porta un escudo con el lema “Miraflores en llamas”, en referencia al Palacio Presidencial venezolano, que se ve ardiendo en el dibujo hecho en su escudo.
 
 
 
No se pudo conocer cuánto le costaría a uno de estos medios comprar los derechos para utilizar estas fotos, lo que también depende del uso que se vaya a dar, la resolución requerida, el tipo de medio (impreso, digital…), el número de días y otros detalles. Otras agencias venden cada foto a 300 dólares, con descuentos especiales para medios que sean clientes frecuentes.
 

¿Manifestantes?

Venezuela’s shield-bearing protesters“, es el título del álbum en inglés. En español, se traduce como: “Manifestantes venezolanos con escudos”. Pero, ¿en realidad puede considerárseles simplemente “manifestantes”?
 
La propia Constitución venezolana, aprobada en un referendo en 1999, señala que “los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley”. Pero las mismas fotos de Reuters muestran a un manifestante esgrimiendo un cuchillo, y a otra llamando a quemar el palacio de gobierno.
 
Cuando “los escuderos” llegan a las marchas en el este de Caracas, con el rostro cubierto con costosas máscaras antigas, los demás opositores los aplauden y vitorean. Generalmente llegan montados en camiones y vehículos que, minutos antes, secuestraron a algún conductor de una empresa privada o pública que cometió el error de pasar por Altamira o Chacao cuando no debía hacerlo. Se han dado casos en los que los camiones son saqueados antes de utilizarse.
 
La escena muchas veces se parece a la que las agencias nos dejan ver cuando el grupo terrorista Daesh, mal llamado Estado Islámico o ISIS, toma alguna ciudad en Siria o Irak, para terror de sus habitantes.
 
Los camiones secuestrados se usan como barricada para trancar la principal autopista de Caracas y otras arterias viales. En muchos casos, terminan destruidos. Pocos medios de comunicación señalan que los camiones y vehículos son secuestrados o robados por este grupo de muchachos opositores; tienden a no usar términos negativos contra ellos, a pesar de que, en ocasiones, también han atacado a sus propios colegas periodistas.
 
Los jóvenes principalmente usan armamento artesanal hechos por ellos mismos: crean una especie de granadas rudimentarias con explosivos pirotécnicos y tirro, que al estallar lanza tornillos, tuercas, clavos y piezas metálicas como si fueran esquirlas. También usan una especie de morteros que arman con tubos metálicos o de PVC, para disparar fuegos artificiales modificados y metras. Pero algunas veces se les ha podido fotografiar usando armas de fuego convencionales.
 
Este uso de armas artesanales, pero potencialmente letales, les permite mostrarse ante el mundo como “manifestantes” aún cuando se comportan como combatientes, poniendo a prueba leyes, reglamentos e incluso lo que la población venezolana admitiría contra ellos, bajo los principios del uso progresivo y diferenciado de la fuerza y el respeto a los derechos humanos. Aunque hay que acotar que, en otros países que se catalogan de “democráticos”, serían reducidos por la fuerza sin mayor discusión.
 
Articulo completo en este enlace:
 
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario