viernes, 21 de julio de 2017

Duterte suspende el diálogo de paz con la guerrilla comunista

 
21 de julio 2017

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció que suspenderá las negociaciones de paz con el Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) tras los últimos ataques de la guerrilla comunista a las fuerzas de seguridad del país.
 
“Ya no quiero hablar con ellos. Han matado a muchos de mis soldados, han matado a muchos de mis policías”, afirmó el presidente en declaraciones difundidas hoy por varias televisiones del país.
 
Duterte se expresó así  durante una breve visita a las tropas que desde hace casi dos meses se enfrentan a insurgentes islamistas en la ciudad de Marawi, al oeste de la isla de Mindanao, en el sur del país.
 
El mandatario instó a los soldados a estar listos para reorientar sus ofensivas al NEP cuando concluya la crisis de Marawi, donde rebeldes afines al Estado Islámico (EI) resisten la ofensiva del Ejército en un conflicto que suma ya 565 muertos.
 
“Después de esto, cuando hayamos acabado con los terroristas, nos vamos a reorientar. Vamos a apuntar al NEP porque nos deben mucho”, expresó Duterte ante los soldados.
 
Las palabras del líder filipino se producen después de que el martes unos 50 guerrilleros comunistas hirieran a cuatro agentes de seguridad de la presidencia tras tender una emboscada a su convoy en Mindanao, en el último de los varios ataques perpetrados por los insurgentes este año.
 
El Gobierno y representantes del ilegalizado Partido Comunista de Filipinas, brazo político del NEP, negocian desde abril para sentar las bases de una paz definitiva, aunque de momento las conversaciones no han dado frutos y ambas partes han protagonizado enfrentamientos armados.
 
Bajo el mandato de Rodrigo Duterte, que empezó el 30 de junio de 2016, se firmó un alto el fuego en agosto que duró hasta primeros de febrero de este año, cuando los comunistas decidieron romperlo.
 
El conflicto entre el NEP -que cuenta con unos 6.000 combatientes regulares según estimaciones- y el Estado filipino dura ya más de cuatro décadas y media, y ha causado al menos 30.000 muertos.
 
Agencia EFE.
 
------

No hay comentarios:

Publicar un comentario