domingo, 9 de julio de 2017

G20: Bienvenidos al infierno. Redadas y arrestos al finalizar la cumbre



Directamente después del día de acción contra la cumbre del G20 el 7 de julio y la evacuación policial del barrio de Schanzenviertel, la LKA (autoridad policial del estado federal) asaltó el centro internacional B5 en la Brigittenstrasse en el estadio St.Pauli.
 
A las 10:45 de la mañana una unidad policial de detenciones y recolección de pruebas irrumpió en la sede del club asaltando a la gente presente en ese momento. Sin dar razones, las personas presentes se vieron retenidas y las oficinas del club, así como dos pisos privados en el mismo edificio fueron revisados. El sótano del cine B-Movie adyacente, así como la cooperativa de compras FoodCoop fueron también revisadas. Durante las redadas, dos personas resultaron heridas y luego se les negó atención médica. La incursión de la LKA fue ejecutada tras una orden de la agencia de protección constitucional del estado federal. Alegaron que había cócteles molotov en las instalaciones, lo que resultó ser una afirmación sin fundamento.
 
El viernes por la noche, la policía de Hamburgo hizo publico un servicio de "recopilación de evidencias" en línea, con una exhortación a subir fotos potencialmente incriminatorias e imágenes de video de las protestas. Medio día después de la publicación, los funcionarios de policía se regocijaron diciendo que se habían recibido más de 1000 archivos. A través de su llamado a la delación y a la traición, la policía provocó una "caza en línea", que luego hipócritamente refutó.
 
El 8 de julio tuvo lugar una manifestación masiva con el lema "Solidaridad sin fronteras en lugar del G20" organizada por una gran alianza izquierdista. Las fuerzas policiales controlaron a los participantes en su camino hacia el punto de partida de la manifestación. La policía redireccionó un autobús a la cárcel para manifestantes de Harburg y registró toda la información personal de los pasajeros. En el campamento de Altona la policía intentó revisar las tiendas (carpas) y a las personas presentes, lo que pudo ser evitado por los abogados. Durante la marcha hubo varios ataques policiales contra los manifestantes. Los activistas fueron particularmente atacados por una unidad de detención y recolección de pruebas.
 
A lo largo de toda la ciudad de Hamburgo la policía busca a activistas internacionales en albergues y en las estaciones de tren. Según los informes, los represores buscan especialmente a manifestantes italianos y franceses, aunque también buscan banderas kurdas. Ya durante la gran marcha, unos 15 italianos fueron detenidos, incluido un miembro del Parlamento Europeo.
 
Algunos de los detenidos fueron trasladados a las prisiones de Billwerder y Hanöversand. A pesar de haber capacidad disponible, las celdas en el centro de detención en Harburg se llenaron excesivamente de detenidos, sin ninguna necesidad. Ciertas celdas fueron ocupadas por ocho en lugar de los cinco presos para los que están diseñadas. La temperatura en las celdas llegó a 35° C. A pesar de la propaganda, a los detenidos no se les asignaron celdas climatizadas. Algunos informaron que sólo recibieron dos rebanadas de pan en 24 horas.

Más información en el enlace:

http://www.lahaine.org/mundo.php/video-yfotos-g20-bienvenido-al

-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario