viernes, 21 de julio de 2017

Partido Comunista de Filipinas sobre el plan para extender la ley marcial



Sobre el plan para extender la ley marcial en Mindanao hasta finales de año

Oficina de información
Partido Comunista de Filipinas
 
18 de julio de 2017
 
El Partido Comunista de Filipinas (CPP) denuncia firmemente el plan del Presidente de la GRP, Duterte, de extender la ley marcial en Mindanao hasta el 31 de diciembre de 2017. Esto resultará en un empeoramiento de los abusos militares y policiales, prolongará las restricciones contra las libertades civiles y políticas y agravará las violaciones de los derechos democráticos del pueblo. Además ocultará la verdad para controlar la información en favor de la AFP.
 
Duterte continúa construyendo los cimientos del gobierno autoritario bajo la tutela imperialista de los EEUU. Probablemente la mayoría absoluta de impostores del congreso apruebe sin dudarlo el plan de extensión de la ley marcial en Mindanao de Duterte.
 
Duterte quiere extender la ley marcial con la vana esperanza de finalizar la represión de la resistencia armada en la ciudad de Marawi. Ha iniciado una guerra que no puede terminar. La guerra Duterte-EEUU-AFP ha impulsado al pueblo Moro a tomar las armas buscando venganza por toda la muerte y destrucción provocada por el asedio fascista y el incesante bombardeo aéreo sobre la ciudad de Marawi. Ellos exigen que se detenga el asedio para regresar a sus hogares. La presentación del proyecto de reforma de la Ley Básica de Bangsamoro como un proyecto de ley urgente en el congreso no logrará pacificar al pueblo Moro cuya opresión ha sido acentuada de nuevo por la guerra de Duterte para eliminar sus aspiraciones. Una conflagración de la resistencia armada Moro está destinada a estallar a través de Bangsamoro.
 
La ley marcial en Mindanao está dirigida tanto al New People’s Army (Nuevo Ejército Popular, NPA) y a las fuerzas dirigidas por el Partido como al pueblo Moro. Las ofensivas armadas de la AFP contra el NPA se han intensificado en los últimos dos meses. Se han llevado a cabo bombardeos aéreos y terrestres en Cotabato Norte, Bukidnon, Davao del Sur, Ciudad de Davao, Davao del Norte, Valle de Compostela y otros lugares. Se han suprimido los derechos de los trabajadores. Los ataques contra las comunidades civiles han aumentado. Los paramilitares se sienten envalentonados por la ley marcial y están sometiendo al pueblo Lumad a amenazas y hostigamientos. En todo Mindanao, al menos 10.000 personas se han visto obligadas a evacuar en menos de dos meses, además de los 410.000 evacuados de Marawi y ciudades cercanas.
 
La ley marcial de Duterte en Mindanao o en todo el país, es un asalto a los derechos y libertades de todos los filipinos. Bajo su camuflaje, las fuerzas militares estadounidenses están llevando a cabo una intervención directa a través de vigilancia electrónica y el uso de drones de ataque, principalmente por la noche. Está previsto que se endurezca aún más debido a los planes para implementar un sistema nacional de identificación, que puede ser armado, para restringir los derechos del pueblo a la libre circulación y como una herramienta para la vigilancia en masa. Con la extensión de la ley marcial de Mindanao y la amenaza de expansión, Duterte puede ejercer el poder para encauzar su plan de reforma tributaria y otras políticas económicas y proyectos de infraestructura que son perjudiciales para los derechos e intereses del pueblo.
 
Por lo tanto, es imperativo que todo el pueblo filipino se oponga vigorosamente a este plan. Las fuerzas revolucionarias de todo el país están firmemente unidas y siempre decididas a resistir la ley marcial en Mindanao. El New People’s Army debe continuar fortaleciéndose a nivel nacional llevando a cabo enfrentamientos armados y ofensivas en todo el país para derrotar la ley marcial de Mindanao y la guerra total a nivel nacional.
 
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario