domingo, 30 de julio de 2017

Soldado advertido…


“Así como los chilenos tuvieron su Patria y Libertad, los Españoles a los carlistas, hoy el gobierno de Nicolás Maduro tiene sus guarimberos”

Por: Diego Fernando Batero Santofimio
    
Julio 28, 2017

“Cada vez veo más gente/con una venda puesta en los ojos. Incluso he visto gentes a las que/ habiéndoseles movido un poco/ se la vuelven a colocar correctamente”— Antonio Orihuela
 
El 4 de septiembre de 1974 el candidato de la Unidad Popular (UP) ,Salvador Allende, ganaba las elecciones presidenciales de Chile. De inmediato la gran prensa (en cabeza del Mercurio) y los sectores de la derecha empezaron a crear un ambiente de rumores y calumnias en contra del nuevo gobierno y de sus simpatizantes, sin darle siquiera tiempo al primero para que empezara a desarrollar su plan de trabajo.
 
Fueron tantas las mentiras que el cantautor Víctor Jara, quien sería asesinado tres años después, se refería con ironía a un reportaje que la prensa publicó donde indicaban que había sido detenido después de haber sido hallado borracho en una orgía con menores de edad. Lo curioso es que Víctor leía aquella noticia desde la libertad y los hechos mencionados en la prensa nunca ocurrieron. Pero las falsas noticias que traían consigo el mensaje de una supuesta crisis económica se fueron haciendo más continuas y temerarias, el lenguaje contenía dentro de sí una carga política intensa, con mensajes hacia adentro y fuera del país que vislumbraban zozobra.
Pero no solo con el verbo trabajaban los golpistas, en la práctica incentivaban grupos de saboteo que con hechos violentos no paraban de agredir a los simpatizantes del gobierno, como lo hacía el grupo Patria y Libertad, igualmente el empresariado hacía lo suyo por medio de paros que buscan estancar la economía.
 
Ya lo había vivido España en 1936, cuando la coalición de izquierda denominada Frente Popular triunfó el 16 de Febrero. La campaña de desprestigio no se hizo esperar, la derecha creó toda una mar de incertidumbre a la vez que se presentaban como los salvadores, salvadores que el 17 de Julio inician el levantamiento militar en Melilla y que da inicio a una cruenta guerra civil que dejó cientos de miles de víctimas, muchas de las cuales al sol de hoy no han sido encontradas. Y nadie pudo advertir el devenir de la historia mejor que Unamuno:Venceréis pero no convenceréis.
 
En Chile el apoyo económico y de mercenarios provino de la CIA, en España fueron la legión condor del Führer y los camisas negras del Duce quienes apoyaron al tirano, en ambos casos atacaron a la democracia en nombre de la democracia, bonito acto de demagogia que ha demostrado ser funcional en la política. Porque para ellos, los dueños del poder aquí, en África, en Europa y en cualquier punto de la tierra, lo que menos les importa es la democracia, tan solo les interesa preservar en sus manos las fuerzas productivas y garantizarse la apropiación privada del capital.
 
Por eso el gran despliegue de publicidad sobre Venezuela no ha de extrañarnos. Así como los chilenos tuvieron su Patria y Libertad, los Españoles a los carlistas, hoy el gobierno de Nicolás Maduro tiene sus guarimberos, armados e instruidos desde afuera pero impulsados desde adentro por la reacción derechista. Sin lugar a dudas en Venezuela hay un gobierno legítimo y legal, electo y funcionando acorde a lo que la constitución de ese país señala; otra cosa es que sea un gobierno que no le convenga a la geoestrategia política y económica del imperialismo norteamericano y que por ese olfato tan extraño que tienen por los recursos energéticos ajenos busquen derrocarlo; primero fue el cobre y ahora es el petróleo.
 
Lo que vemos en Venezuela es que su gobierno esta buscando aplicar unas medidas políticas alternativas(que no serán del gusto de todo el mundo, como es natural)independientes a las imposiciones de las transnacionales y el imperialismo, con el objeto de beneficiar a su propio pueblo, ese pueblo que siempre ha tenido como designio el marginamiento y la miseria; de igual forma se debe dejar claro que allá no hay ningún socialismo-el modo de producción por donde se le quiera mirar es capitalista, un capitalismo de estado para mas señas-, el cual al decir de Lenin:(1)“Socialismo significa la abolición de las clases. Para abolir las clases, es preciso, primero, derribar a los terratenientes y a los capitalistas …”.
 
El tema de DDHH humanos en los titulares de prensa y en los pronunciamientos de los politicastros de turno tan solo es la excusa para generar aprobación en la implementación de un “golpe blando” o en caso de que este no funcionara se buscaría crear favorabilidad a una intervención militar, con todas las consecuencias nefastas que esta traería para la región y para el propio país(solo volteen a mirar a Irak, Libia, Afganistán o Siria, para mencionar solo los casos mas recientes). Si fueran honestas aquellas voces que fustigan al gobierno venezolano también tendrían la decencia de denunciar los graves atropellos contra la libertad y los DDHH que acontecen en todos los países desde el Misisipi hasta la Patagonia, sin excepción alguna.
 
La radicalización de la oposición Venezolana debe traer consigo una radicalización del gobierno y en esa correlación de fuerzas sólo habrá dos salidas(aquí no existen puntos medios): O se cae el proyecto bolivariano en caso de que triunfe la oposición( tal como ocurrió en España y Chile), o la Revolución Bolivariana se consolidará(en el entendido que lo largo del camino siempre habrá baches por sobrepasar)en caso de que el gobierno de Maduro entienda el momento político y las medidas que debe tomar. Por ahora vemos como la lucha de clases, como es su devenir histórico ineludible, se agudiza.
 
(1) Economía y política en la época de la dictadura del proletariado. V.I. Lenin
 
 
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario