jueves, 24 de agosto de 2017

Estalla violencia en la mina de Grasberg al prolongarse el conflicto

Los trabajadores bloquean las entradas a la mina el 19 de agosto


21.08.2017

Se produjeron enfrentamientos el pasado sábado en la mina Grasberg de Freeport, en Papúa Occidental, Indonesia, después de que trabajadores huelguistas impidieran el acceso a la mina.
 
Cientos de mineros en huelga bloquearon las entradas a la mina desde las 14:00h del sábado 19 de agosto, en un intento de parar la producción y obligar a la empresa a entablar negociaciones con ellos.
 
Durante los enfrentamientos con la policía y guardias de seguridad, varios mineros resultaron heridos con balas de goma, y se prendió fuego a edificios de oficinas y varios vehículos. La policía y los guardias de seguridad lograron dominar la situación a las 23:00h.
 
El jefe de la policía local advirtió que se iba a desplegar el ejército para mantener el orden.
 
El bloqueo fue llevado a cabo tanto por empleados de planta como por trabajadores a contrata, y no fue organizado ni aprobado por el sindicato. Los trabajadores se encuentran en una situación desesperada, después de ser despedidos por declarar la huelga.
 
Se ha intensificado el conflicto a medida que aumenta la crisis en la mina. La semana pasada, en un caso que todavía se está investigando, se disparó contra un vehículo de la compañía, hiriendo al conductor. Los trabajadores de la mina de Grasberg se encuentran en huelga desde el 1o de mayo de este año. La mina es propiedad de PT Freeport, filial local de la empresa minera estadounidense Freeport McMoRan. Hasta la fecha, la compañía ha despedido a 4.200 trabajadores en huelga.

La crisis actual empeora la ya volátil atmósfera que se está viviendo. La mina de Grasberg es polémica por varias razones, y se está cuestionando, a veces con violencia, la soberanía de Papúa Occidental. En el pasado, Freeport ha utilizado el ejército de Indonesia para proporcionar seguridad, y varias personas han muerto en los enfrentamientos que se han registrado.
 
Recientemente, una misión de solidaridad que realizara IndustriALL en Indonesia halló que en la mina en cuestión había una crisis social: los trabajadores y sus familias llevan cuatro meses sin ingresos, acceso a crédito, alojamiento, educación o atención médica, a consecuencia de lo cual se cree que varias personas han muerto.
 
Hace dos semanas atrás, la situación empeoró cuando hubo que desalojar a los habitantes de varias zonas debido a las graves inundaciones que se produjeron.
 
La huelga es resultado de una disputa entre Freeport y el gobierno de Indonesia sobre el control de la mina. El gobierno indonesio quiere participación de un 51% en la mina, y revocó los permisos de exportación de Freeport cuando la compañía rechazó esta proposición. A modo de respuesta, Freeport frenó la producción y comenzó a despedir a los trabajadores, provocando la huelga. Los medios de comunicación de Indonesia informan que ahora Freeport ha firmado un nuevo contrato con el gobierno.
 
El viernes 18 de agosto, antes de los enfrentamientos que se han registrado últimamente, IndustriALL escribió una carta al Director General de la OIT, Guy Ryder, instando para que esa organización internacional intervenga urgentemente en la crisis de Grasberg.
 

----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario