lunes, 14 de agosto de 2017

Los huelguistas de Eulen en El Prat denuncian amenazas y acoso de la Guardia Civil


Los trabajadores en huelga se quejan de acoso y apremio por parte de los miembros de la Guardia Civil desplazados por el Gobierno para garantizar la seguridad durante los paros

Los trabajadores de los servicios de seguridad de Eulen en el Aeropuerto del Prat, en Barcelona, se quejan de que los guardias civiles enviados por el Ejecutivo están realizando trabajos propios de los huelguistas. También se quejan de acoso por parte de los agentes: "Solo se preocupan de que no haya colas sin tener en cuenta los protocolos que deben seguirse", explica Alejandro Giménez, miembro del comité de huelga.
 
Los trabajadores entienden que la presencia de los guardias civiles interfiere en su tarea ordinaria. "Están situados en el escáner, cuando la posición habitual consiste en estar al final de todo el proceso para intervenir si son requeridos", indican fuentes de los huelguistas.
 
Durante las primeras horas de la huelga indefinida se han producido roces entre los profesionales de la seguridad y los guardias civiles. El momento más tenso ha sido cuando dos trabajadoras han sufrido un ataque de nervios, y han manifestado por los cauces internos de los huelguistas que podrían pedir la baja por depresión a causa de la tensión. Las fuentes consultadas han indicado que se denunciarán los hechos ante Inspección de Trabajo.

Retirada de la tarjeta

Otros incidentes han sido, según las fuentes, obligar a trabajadoras a realizar cacheos a viajeras mientras el guardia ocupa el puesto de trabajo habitual de la empleada de Eulen. Ello hace que la trabajadora tenga que estar de pie durante todo el turno.
 
Las situaciones tensas se producen exclusivamente entre los guardias desplazados a El Prat y los trabajadores. Los guardias civiles que habitualmente están en los controles no realizan tareas que el comité de huelga considera que suponen una sustitución del trabajo habitual. En este sentido, los trabajadores consideran a los guardias civiles con los que colaboraban antes de la huelga, "como unos compañeros más, aunque sabemos que su posición es especialmente delicada", asegura un empleado de Eulen.
 
Pero la convivencia en algunos momentos es difícil, y ahí vuelven a aparecer las situaciones complicadas: "Nos han llegado quejas de compañeros en el sentido que los guardias amenazan con retirar la tarjeta identificativa aeroportuaria si no se siguen sus instrucciones", afirman. Perder la tarjeta supondría para los trabajadores no poder realizar ningún tipo de tarea en la red española de aeropuertos.
 
Otro tema que indigna a los trabajadores es que las comunicaciones de servicios mínimos (son del 90%) las ha hecho la empresa con duración semanal. Ello supone que quien es movilizado ha de trabajar toda la semana, mientras que los huelguistas no afectados por servicios esenciales pueden estar toda la semana sin trabajar con el consecuente perjuicio económico.

Denuncia ante la Inspección de Trabajo

Por otro lado, el comité de huelga de Eulen ha presentado este lunes varias denuncias ante Inspección de Trabajo por presuntas vulneraciones del derecho a huelga de los trabajadores del aeropuerto y otras incidencias relativas a las condiciones de trabajo.
 
El portavoz del comité, Juan Carlos Giménez, ha explicado a Efe que el comité denuncia que algunos trabajadores de Eulen que se encontraban de baja o de vacaciones han recibido instrucciones de la dirección de la empresa para acudir hoy a su puesto de trabajo en cumplimiento de los servicios mínimos.
 
Además, el comité ha denunciado que Eulen ha puesto a trabajar en las líneas de seguridad a trabajadores a los que aún no ha hecho contrato.
 
También ha presentado otra denuncia ante Inspección de Trabajo por las supuestas presiones sufridas por una trabajadora en la jornada de ayer, cuando la plantilla realizaba paros parciales.
 
Por otro lado, el comité ha denunciado ante Inspección que la mutua sanitaria de Eulen no reconoce el derecho a la baja de las trabajadoras embarazadas hasta la semana 26 de gestación, cuando hace años se había conseguido que pudieran acogerse a él desde el momento que comunicaban la situación de embarazo.
 
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario