viernes, 18 de agosto de 2017

Nubar Ozanyan: Los martires son inmortales


Nubar Ozanyan, combatiente y comandante del TIKKO (brazo armado del TKP/ML), murió el pasado 14 de agosto en Rojava combatiendo junto al pueblo kurdo contra los mercenarios del ISIS.
 
Nubar era armenio, miembro del partido durante 40 años, luchó en Turquía, luego en Palestina (1988-90), Karabaj, Armenia, Kurdistán iraquí (2014) y en Rojava desde julio de 2015. Él fue también guardaespaldas de la cineasta revolucionaria Yilmaz Güney.
 
Nubar Ozanyan ha entrenado a muchos militantes internacionalistas en combate, especialmente en el Batallón Internacional de Liberación en Rojava. Sus consejos militares y políticos han beneficiado a muchos combatientes.
 
-----------
 
-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario