miércoles, 2 de agosto de 2017

Represión de los comunistas en Rusia

Aleksandr Batov, líder del PCOR

Dos destacados militantes del Partido Comunista Obrero de Rusia (PCOR) fueron detenidos por la policía rusa durante la manifestación del 9 de mayo, Día de la Victoria contra el fascismo, cuando estos repartían folletos explicando el verdadero significado de la lucha de los trabajadores soviéticos en la Gran Guerra Patria, de la que se ha apropiado hoy por el régimen burgués instaurado por los que destruyeron la Unión Soviética y convertida en una demostración meramente patriótica.

En concreto, según la denuncia del PCOR y de su organización juvenil –Liga de la Juventud Comunista Revolucionaria (Bolchevique)-, Aleksandr Batov, miembro del Secretariado del Comité Central del PCOR, fue detenido en Moscú, y P.Tipakov, el Secretario del comité regional de Niszhny Novgorod del PCOR, en Niszhny Novgorod.
 
Batov fue arrestado el 9 de mayo, día de la victoria antifascista de los Pueblos, bajo la falsa acusación de “desobediencia civil”, cuando, en realidad, distribuía panfletos del PCOR con el verdadero sentido del Día de la Victoria Antifascista, revelando el intento de difamar el contenido de este aniversario por parte de las actuales autoridades rusas.
 
Estos hechos no hacen más que mostrar el carácter reaccionario del Gobierno ruso y cómo sus guiños al pasado soviético —sobre todo en plena conmemoración del centenario de la Revolución de Octubre— son una simple fachada con la se pretende buscar legitimación y respaldo por parte de determinados sectores progresistas.
 
Por otro lado, estos sucesos verifican, a pesar de los intentos que realizan los apologistas de la multipolaridad, que el Estado ruso actual nada tiene que ver con su pasado soviético y que el eje central de su política se basa en el favorecimiento de los beneficios de sus propios monopolios, así como la difusión de una concepción anticomunista de la historia.
 
-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario