martes, 22 de agosto de 2017

Videos - Naxalitas celebran el 50 aniversario del Levantamiento de Naxalbari




 
Ver también:

Los videos están grabados recientemente, en mayo de 2017. Son una demostración contundente del gran apoyo que tiene el movimiento naxalita entre las masas oprimidas de la India.

50 años de la Rebelión de Naxalbari

1095
 



"Las ráfagas del viento de Naxalbari arrancaron décadas de hedor revisionista e incitaron a la rebelión"
 
"Naxalbari hizo temblar literalmente al país entero. La furia reprimida de los más pobres de la sociedad, de los adivasis y de los dalits , además de otros campesinos pobres y sin tierra, estalló en rugientes tormentas de furia revolucionaria en numerosos lugares en todo el país".



En 1967 una gran insurrección de obreros y campesinos de la región de Naxalbari (de ahí­ que se denomine naxalitas a los revolucionarios maoí­stas indios) se alzaba contra la opresión feudal de las castas aristocráticas de la región.
 
Hace 50 años, la rebelión armada de los campesinos de Naxalbari, una aldea en el estado de Bengala Occidental, fue la causa de una conflagración revolucionaria en la India. Siglos de grilletes de opresión y explotación fueron atacados. Los revisionistas apelaron a continuar viviendo tan obedientemente como los esclavos pero fueron ignorados con desdén. Los campesinos pobres y pisoteados se atrevieron a tomar el poder político y a expropiar los frutos de su trabajo a los odiados terratenientes.
 
Empuñando armas rudimentarias, palos, hoces y machetes, se levantaban contra el gobierno indio, que respondió con una represión atroz que costó miles de vidas y el arrasamiento de pueblos y comarcas enteras, cuyos habitantes tuvieron que huir y esconderse en los bosques cercanos.

Naxalbari hizo temblar literalmente al país entero. La furia reprimida de los más pobres de la sociedad, de los adivasis y de los dalits (tribus e "intocables" de la sociedad de castas), además de otros campesinos pobres y sin tierra, estalló en rugientes tormentas de furia revolucionaria en numerosos lugares en todo el país. Las ráfagas del viento de Naxalbari arrancaron décadas de hedor revisionista e incitaron a la rebelión, a cientos de cuadros, atrapados en partidos como el PCI y el PCM1. En Calcuta y en un número de pequeños centros industriales, grandes grupos de trabajadores y de gente pobre urbana, rompieron con los lugartenientes sindicales. Un gran número se lanzó a la batalla, luchando en la vanguardia de la revolución agraria armada como proletarios conscientes de clase. Muchos sectores sociales, como profesionales, académicos y otros, se unieron al festival revolucionario de las masas. Naxalbari contagió a toda una generación de jóvenes y estudiantes, y encauzó el vigor revolucionario de miles de jóvenes, prendidos de los ideales comunistas de servir al pueblo y de autosacrificio por la causa de la revolución.

A pesar de largos períodos de dominación revisionista anteriores a Naxalbari, el movimiento comunista en la India también tuvo una inspirado­ra historia de lucha revolucionaria. Fueron notables los cinco años de la lucha armada de Telengana a fines de los años 40, la cual logró establecer el poder rojo en cientos de aldeas durante su apogeo, pero a la cual, luego, la traicionó la dirección del PCI.

Naxalbari elevó el proceso de ruptura con los revisionistas y de forjar una auténtica vanguardia comunista a una nueva y superior etapa. En 1969, se dio un audaz paso: se formó el Partido Comunista de la India (Marxista-Leninista), bajo la dirección de Charu Mazumdar. El congreso de fundación del PCI(ML), que se celebró en 1970 en medio del avance de la lucha armada, adoptó un programa que caracterizó a la sociedad como semifeudal y semicolonial, e identificó los blancos de la revolución como el feudalismo, el capitalismo comprador-burocrático, y el imperialismo y el socialimperia­lis­mo (como el representado por el entonces existente bloque soviético). El congreso fijó las tareas en la etapa de una revolución de Nueva Democracia y el camino de la Guerra Popular prolongada.
 
---------

No hay comentarios:

Publicar un comentario